La política económica de Vox para España 2021

El programa político-económico de la formación ultraderechista se sigue postulando como promesas difíciles de cumplir

Vox siempre se ha identificado por llevar al límite algunas de las medidas de política económica que ya funcionaban y se han expuesto en el marco político de tal forma que la gran parte de los partidos (por no decir el espectro político como tal) rechazaron su moción de censura, la cual instaron en octubre al Gobierno de coalición de Pedro Sánchez.

En este marco, y más allá de las siempre polémicas y arriesgadas maneras de la formación de ultraderecha, Vox tiene ante si un programa de política económica para 2021, pero del cual se basa en sus anteriores medidas de las que ya fueron postuladas altamentemente en contra.

El impuesto sobre el IRPF de Vox es el más criticado

Así, para 2021, Vox presentó varias medidas, de entre las cuales resaltan sus tres estrella: el impuesto sobre las rentas de la spersonas físicas, que se postula como el más improbable de todos, reducir las cotizaciones sociales, que ya les ha costado más de un tirón de orejas, y un ajuste de gasto público. Un paquete de medidas muy criticadas por las organizaciones empresariales.

Este plan, cuyo resumen ejecutivo ocupa 17 páginas y no tiene memoria económica, fue diseñado por el diputado Rubén Manso, economista e inspector del Banco de España en excedencia, considerado como uno de los fichajes estrella de la formación ultraderechista de Vox.

Este marco de política económica incluye una reforma del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) que grava los ingresos de los contribuyentes. Este es el impuesto que más dinero recauda actualmente: 86.892 millones en 2019, según los datos de la Agencia Tributaria.

El problemático ajuste de más de 24.000 millones de gasto público de Vox

Los de Santiago Abascal, en este caso, han prometido la creación de un Ministerio de Familia y Natalidad. Han defendido esta propuesta porque Vox, según sus propios candidatos, quieren poner especial atención «a todo lo que tiene que ver con la familia».

Este programa económico también incluye un ajuste de más de 24.000 millones de gasto público, ahorrando en los costes del funcionamiento del estado, combinado con la dicha bajada de impuestos, anteriormente mencionada. En la propuesta de Vox quedaban exentos de pagar IRPF aquellos que ganaran menos de 12.000 euros.

Vox política económica
La política económica de Vox incluye una reforma del impuesto IRPF

Los de Abascal se posicionan en contra de los pensionistas

Vox defiende en su programa de política económica elevar el periodo que se utiliza para calcular la cuantía de la pensión para incluir toda la vida laboral del trabajador. Cómputo de toda la vida laboral del trabajador a efectos del trabajador a efectos del cálculo de la pensión pública correspondiente», aseguran.

Si se amplía ese periodo de cálculo a toda la vida laboral, como propone Vox, supone de facto rebajar las pensiones de los futuros jubilados. Una realidad que se agolpa con la refomra de las pensiones del Gobierno socialista de Zapatero de 2011. Por último, y acogiéndose a todos estos campos económico, la rebaja del IRPF y del impuesto sobre sociedades que promete Vox supondría una caída en la recaudación de decenas de miles de euros, como apuntan los expertos.

airlines vueling trafico aereo