Peugeot niega la devolución de un vehículo eléctrico en plazo de desistimiento

El problema surge pocos días después de la compra

Peugeot se enfrenta a una nueva queja pública después de negar uno de los derechos fundamentales a los que se acogen los clientes. Un cliente intenta devolver su furgoneta eléctrica e-Traveller por problemas de batería y autonomía, pero el concesionario se niega debido al exceso de kilómetros recorridos.

José Luis A., un usuario que adquirió una furgoneta eléctrica Peugeot e-Traveller por 32.900 euros, experimentó problemas con la batería y la autonomía de su nuevo vehículo pocos días después de recibirlo. Decidió ejercer su derecho al desistimiento de compra dentro del plazo establecido de 14 días, pero el concesionario rechazó su solicitud por haber superado los 1.000 kilómetros en ese tiempo.

Peugeot niega una devolución

El concesionario ofrece recomprar el vehículo por menos de su valor

El cliente, que adquirió su furgoneta en noviembre de 2021 a través de Spoticar, la marca de vehículos de ocasión del grupo Stellantis (Peugeot, Citroën, Opel), fue sorprendido por la negativa del concesionario a aceptar la devolución. En su lugar, el concesionario ofreció comprarle la furgoneta por 20.000 euros, lo que representa una pérdida de 12.900 euros para el cliente.

Antonio Pastor, abogado de Círculo Legal, considera que este caso podría ser difícil de defender y que el resultado en caso de juicio dependería de los criterios de los jueces. Por otro lado, Rocío Colás, abogada de UB Consultores, señala que si bien la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios recoge el derecho al desistimiento, en casos como este, donde el valor del vehículo ha disminuido, el comprador no tendría que reembolsar cantidad alguna.

Peugeot se defiende y la polémica continúa

Desde el grupo Stellantis, se defienden sus compromisos y su forma de operar ante el derecho al desistimiento, alegando que el cliente podrá solicitar la devolución del importe pagado por el vehículo siempre que no hubiesen transcurrido ni 14 días ni 1.000 kilómetros. En este caso, la solicitud fue rechazada debido a que el vehículo había realizado más de 1.000 kilómetros.

Esta situación plantea un debate sobre los límites y condiciones en los que se puede ejercer el derecho al desistimiento, y si la negativa del concesionario a aceptar la devolución del vehículo podría considerarse una cláusula abusiva en perjuicio del consumidor. Por ahora, el caso sigue sin resolverse y, mientras tanto, José Luis A. continúa lidiando con los problemas de su furgoneta eléctrica y su deseo de pasar página en esta odisea.

centro distribución amazon