País vasco en cabeza y Madrid en la cola de gasto sanitario por habitante

Realizada la compilación de los datos recientes salen a flote estas cifras que tienen bastante preocupados a los sectores afectados

Un país con los márgenes de crísis que ha mostrado España en los últimos años termina por mostrar una de sus más oscuras preocupaciones, el gasto sanitario por habitante. Una cifra que según las proyecciones de cara al 2022, sigue siendo uno de los temas centrales por lo complejo del terreno abarcado. En esa lista aparecen muy visibles las dos caras de la moneda, el país Vaco como el ejemplo de muchos encabezando este ítem, y Madrid, en el fondo de la tabla.

Esto se reparte en el concepto de presupuesto per cápita, que para los casos en concreto son de: 1.991,21 euros para los vascos, y de 1.300,65 para Madrid. Así pues la administración de Isabel Díaz Ayuso sigue en el fon por segundo año consecutivo y ha despertado el interés de los analistas. Hay un evidente retroceso con anteriores mandos, generando dudas al respecto sobre todo por el momento que vive el planeta en cuidado sanitario y niveles de inversión para mantener el equilibrio.

Mucho más si se trazan los presupuestos generales, que responden a un margen de 92,96% del gasto sanitario público total. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la sanidad Pública destaca que es una muestra real de cómo afronta cada una de las comunidades autónomas sus preocupaciones por los distintos temas que afectan a unos y otros. Y lo mete en una zona de peligro, atendiendo que es el peor momento al tener un sistema desproporcionalmente desfinanciado.

Don Juan Carlos Ayuso
Aysuo sigue mostrando niveles desfasados de sus compromisos sobre todo en el sector sanitario

Las cifras presentadas de crecimiento siguen siendo demasiado pobres y dejan el gasto sanitario por habitante muy distante de las referencias de la UE

Repasando el concreto del nivel de inversión se ha llegado a establecer que el sector si ha crecido, pero es un margen imperceptible para los expertos. Son a día de hoy unos 66,95 euros que es un 4,15% adicional. Y se considera insuficiente para enfrentar el gasto para las necesidades del sistema sanitario que el gobierno debe localizar y solucionar. Lo que lleva a España a estar por debajo de de la medida de los países de la Unión Europea, y considerablemente peor en relación a los países del euro.

La distancia de casi 700 euros por persona entre comunidades ha alertado al sistema, que debe reducir los costes y eso conlleva a peores atenciones, rebajando calidad y cantidad del suministro. Aparte se cree que el gasto sanitario está pésimamente repartido generando un conflicto de desigualdades interterritoriales al que se le debe poner atención de forma inmediata. Así pues se ha convocado a discusiones profesionales en donde prime el hecho de reducir las excesivas diferencias y garantizar el derecho a la salud.

Hackers