Nuevo índice de reparación para aparatos eléctricos

Los consumidores franceses verán una etiqueta en los productos tecnológicos que determinarán sin son fáciles de arreglar

La Unión Europea se está poniendo firme respecto a la reducción de lo que todos conocemos como obsolescencia programada de los aparatos eléctricos. Por ello este mismo año, en febrero, comenzó a pedir a los fabricantes que los teléfonos móviles, entre otros dispositivos, fueran más fáciles de reparar.

Así como que los reemplazos de la batería fueran más sencillos. Con todo, a lo largo de 2020 el trabajo en este camino ha seguido con la votación del Parlamento Europeo a favor de las medidas del derecho a reparación de los usuarios de sus aparatos eléctricos. ,Lo que se exige es un etiquetado obligatorio sobre la durabilidad y reparabilidad de los aparatos electrónicos.

Europa exige un etiquetado obligaorio sobre la durabilidad y reparabilidad de los aparatos eléctricos

En este aspecto, países como Francia ya s ehan puesto manos a la obra. Es así que el Gobierno francé sno va a tener que obedecer este mandato ya que, antes de la norma entre en vigor, emitirá etiquetas de reparabilidad a partir de enero de 2021 . Estas etiquetas se agregarán a teléfonos.

Pero también hacia portátiles, lavadoras, televisores y cortadoras y otros aparatos electrónicas de césped a partir del primer día del año que viene. Se espera que esta clasificación ayude a los clientes a priorizar la compra de los productos más fáciles de arreglar en caso de una futura avería.

aparatos eléctricos
Los consumidores europeos preferirían poder reparar sus aparatos eléctricos en lugar de comprar uno nuevo

La clasificacuón intentará ayude a los clientes a priorizar la compra de los aparatos eléctricos más fáciles de arreglar

Y es que según una encuesta, el 77% de los consumidores europeos preferirían poder reparar su dispositivo en lugar de comprar uno nuevo; mientras que un 79% está de acuerdo en que los fabricantes deberían facilitar la reparación de sus dispositivos y la sustitución de las piezas.

Los criterios que marcarán la nota que los aparatos eléctricos consigan sobre este nuevo índice vienen determinados por las instrucciones de los artículos y su accesibilidad, la capacidad de los mismos de ser desmontados, lo fácil o no que es encontrar piezas del artículo en el mercado, así como el precio de las mismas. El último factor a tener en cuenta es precisamente el tipo de artículo a la venta.

Zara trabajadores reubicados