Nietos del rey emérito usan tarjetas black en Uber y El Corte Inglés

Los nietos del ex-monarca emplearon fondos de financiación opaca para pagar gastos privados

Los nietos del rey emérito operan como su abuelo: mediante las tarjetas black. Y es que luego de que a Juan Carlos se le descubriera la penúltima polémica ante Hacienda, donde incluso presentó una propuesta para una regularización fiscal, ahora Froilán y Victoria Federica han hecho uso de artimañas mediante el mismo método.

Y es que, la investigación en torno a Juan Carlos por usar dinero sin declarar de un empresario mexicano para pagar gastos privados salpica a otros miembros de su familia. Sus hijas Elena y Cristina y varios de los nietos del rey emérito también emplearon esos fondos durante al menos tres ejercicios fiscales.

Las hijas y nietos y del rey emérito emplearon esos fondos de tarjeta black desde 2016

Estos fueron repercutir en servicios alejados a sus actividades. Los cuales constan de abonar desplazamientos de Uber, compras en El Corte Inglés y hasta clases de piano, según apuntan las distintas informaciones. Por contra, las pesquisas indican que ni Felipe VI, ni la reina Letizia ni tampoco sus hijas, Leonor y Sofía, tocaron ese dinero.

Más allá del ex-monarca, Froilán y Victoria Federica fueron los que más recurrieron a esta línea de financiación.
En lo que respecta a los pagos en El Corte Inglés, los nietos no solo usaron las tarjetas black para operaciones, sino que fueron descubiertos cargos efectuados con tarjetas cliente de la propia cadena.

rey emérito tarjetas lack
Los nietos del rey emérito utilizaron tarjetas black para usos privados como desplazamientos en Uber

El volumen de este canal de financiación opaca superaría los 250.000 euros anuales de tres ejercicios fiscales

Estos se alimentaban con el saldo disponible en la cuenta del coronel del Ejército del Aire y ayudante de campo, Nicolás Murga.
El volumen que habría circulado por este canal de financiación superaría en al menos tres ejercicios los 250.000 euros anuales. Que es la cuantía límite para que un fraude a Hacienda por transferencias no declaradas se convierta en delito fiscal.

Esta sería castigada con hasta cinco años de prisión. Las informaciones señalan que los fondos también fueron utilizados por la infanta Elena para comprar una yegua de competición para su hija Victoria Federica. El mantenimiento del animal, bautizado con el nombre de Dibelunga, fue abonado las mismas tarjetas black. Las entregas de dinero hacia estas tarjetas black por parte de Froilan y Victoria Federica comenzaron en 2016, informaron. Esto sería dos años después de que Juan Carlos I abdicara y perdiera su condición de inviolable, y no se detuvieron hasta 2018.

Bitcoin IRPF