Netflix y Spotify España pagan los impuestos en Holanda

Las grandes ventajas fiscales de Holanda permiten que estas dos compañías tributen poco o nada en nuestro país

Uno de los asuntos que más está dando de qué hablar a las Netflix o Spotify España es, en gran medida, con su manera de tributar y pagar impuestos. En ello tiene mucho que ver la formulación de la conocida como tasa Google, cuyo proyecto recibió luz verde a principios de año en Consejo de Ministros.

Una serie de supuestos de los que quedan excluidos los servicios que prestan las plataformas audiovisuales o de música, en este caso los de Netflix, Spotify España y otros. Sus suscriptores han visto, además, cómo los principales operadores incrementaban las cuotas que pagan por estos servicios a lo largo del último año.

Netflix y Spotify España tributan en Holanda a la mínima pesar de sus altos beneficios

Donde veían con preocupación el efecto que la aplicación de este tributo podría tener sobre sus bolsillos. No obstante, el alivio puede ser temporal, porque el Ejecutivo estudia también un impuesto específico para servicios como HBO o Netflix. Un aspecto que nos lleva, de lleno, a su tributación.

En lo que se refiere a Netflix, la plataforma de contenido audovisaul por streaming lo hace en Holanda. Esto, con un claro beneficio en lo que respecta pagar impuestos. Así, Netflix declaró el año pasado en Holanda casi un 40% de todos sus ingresos en el mundo para poder reducir con ello su factura fiscal.

Todo gracias a las ventajosas condiciones que ofrece dicho país. El gigante audiovisual estadounidense obtuvo en los últimos años una facturación de 15.794 millones de dólares (14.243 millones de euros), lo que supone un 35% más que un año antes. Una situación que también experimentan desde Spotify España.

Netflix Spotify España
Trucos fiscales de Netflix y Spotify España para reducir el pago de impuestos sobre las ganancias

Spotify España y Netflix recurren a diversos trucos fiscales para que les devuelvan parte o toda su facturación

Y es que las grandes multinacionales prestan sus servicios en un mundo que todavía se rige por legislaciones fiscales del siglo pasado. Están en vigor leyes analógicas para una economía digitalizada que resultan ineficaces para controlar la tributación de esa corporaciones.

Así, éstas recurren a trucos fiscales para reducir el pago de impuestos sobre las ganancias. Por ejemplo, una empresa registrada en Luxemburgo no pagará impuestos por los dividendos, ya que prestará dinero a su filial española y esta le devolverá parte o toda su facturación en intereses en concepto de transacciones a empresas del grupo. Es el caso de Netflix, Spotify España, Uber, Airbnb, Amazon…

MásMóvil Vodafone