Multa millonaria a Microsoft por cometer infracción de privacidad en LinkedIn

Europa e Irlanda al frente de batalla contra las malprácticas tecnológicas

Microsoft podría tener que desembolsar 425 millones de dólares debido a las presuntas infracciones de privacidad de su plataforma de redes profesionales, LinkedIn. Este caso marca un hito significativo en la firme postura de Europa, con Irlanda a la cabeza, como defensora de los derechos de privacidad de los usuarios.

Durante años, Europa, bajo el liderazgo de Irlanda, ha actuado como una barrera sólida contra las malas prácticas de las empresas tecnológicas. Desde la implementación del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la UE, se han impuesto numerosas multas, y ahora Microsoft parece ser el siguiente en la lista, acusado de violar ciertos aspectos de esta ley con su política de publicidad dirigida en LinkedIn.

Multa a Microsoft por infracción en LinkedIn

Las cookies y las tácticas de publicidad dirigida bajo sospecha

La privacidad de los usuarios se ha convertido en un factor crítico en términos de ciberseguridad. Lo que uno hace y dice en las diversas plataformas en línea permite a las empresas comprender cómo es una persona, y esta información puede ser utilizada para fines comerciales. Las llamadas ‘cookies’ se utilizan para recoger este tipo de datos, y durante años, los países e instituciones han perseguido las malas prácticas de las empresas para recopilarlos. 

En 2018, la Comisión de Protección de Datos (DPC) de Irlanda inició una investigación sobre LinkedIn, entre otras compañías, por sospechas de que violaba el reglamento GDPR al utilizar ciertas técnicas de publicidad dirigida. Según el DPC, estas prácticas se utilizan para rastrear el comportamiento de los consumidores y emplear una serie de atributos específicos para clasificarlos. De esta manera, LinkedIn podría mostrar anuncios que se ajusten a los intereses y preferencias del usuario.

LinkedIn en la mira: ¿Consentimiento suficiente?

La normativa GDPR exige que cualquier plataforma o servicio que quiera utilizar técnicas de anuncios dirigidos deba contar con el permiso y el consentimiento voluntario del usuario, algo que, al parecer, LinkedIn no cumplía. En un comunicado, Microsoft explicó que en abril de este año recibió la decisión preliminar de este organismo, que declaraba a la compañía culpable de estas prácticas y proponía una multa cercana a los 425 millones de dólares.

Ahora, la pelota está en el tejado de Microsoft, quien tendrá tiempo para apelar y, como explican, no dudará en hacerlo. «La empresa tiene la intención de impugnar la base jurídica y el importe de la multa propuesta y seguirá defendiendo su cumplimiento del GDPR… Sin embargo, después de recibir una decisión final, Microsoft considerará todas las opciones legales y tiene la intención de defenderse enérgicamente en este asunto.»

Amancio Ortega patrimonio