Casi la mitad de los autónomos no tienen dinero ni para despidos

El colectivo de estos trabajadores sigue inmerso en la crisis con caídas severas en su facturación

La crisis provocada por el coronavirus ha afectado de lleno a los autónomos; y es que no tienen dinero para los propios despidos. Su situación es tan delicada que prevén un hundimiento de su facturación a la mitad que en 2019. Gran parte baraja prescindir de trabajadores, lo que pone en riesgo 500.000 empleos.

Casi la totalidad de los autónomos con despidos o no verán afectado su negocio como consecuencia de la pandemia y de las medidas del estado de alarma. En concreto, el 89,8% de los autónomos encuestados por la ATA reconoce que está sufriendo una caída de su facturación.

Uno de cada tres autónomos tiene previsto realizar despidos en su plantilla

La encuestra realizada por la propia Asociación de Trabajadores Autónomos nos muestra que uno de cada tres autónomos tiene previsto hacer despidos en plantilla en los próximos meses. Frente a un 45,2% de los autónomos que sí tiene pensado mantener a sus trabajadores.

Autónomos también han remarcado que esperan que su facturación disminuya a lo largo de este año y hasta un 72,5% prevé que esta caída sea de más de un 40%. Tan solo un 1% de los autónomos espera cerrar este año con unos ingresos superiores a los registrados en 2019. Si bien, el 40% asegura no disponer de liquidez para afrontar las indemnizaciones de los despidos.

autónomos despidos
Más de la mitad de los autónoms no podrá mantener a sus trabajores y realizarán despidos

Los autónomos no tienen liquidez para despidos

Este estudio nos refleja, por otra parte, en que en una minoría de casos la reducción será leve. Apenas uno de cada cuatro autónomos y sus despidos prevé una pérdida de facturación inferior al 30%. Esta caída de la facturación obligará a muchos autónomos a cerrar sus negocios a hacer despidos con sus trabajadores.

Sin embargo, y aunque las medidas adoptadas por el Gobierno para limitar el impacto sobre sus rentas han llegado a la mayor parte del colectivo, no todos logran beneficiarse. Esto nos muestra también que el golpe recibido de la primera crisis todavía se está notando en los pequeños negocios de estos autónomos a pesar de la reapertura.

Leroy Merlín