MásMóvil aprovecha confusión con la portabilidad para inflar facturas

La compañía intentó cobrar el mes completo cuando el cliente ya se había cambiado de operadora

MásMóvil se encuentra en una situación algo compleja. Especialmente si lo comparamos con el recorrido de los últimos meses, donde batía récords de nuevos clientes para intentar afianzarse como una de las operadoras como mejores números… sino la que más. Pero de pronto, todas esas buenas sensaciones han ido cayéndose.

Todo se agrava si la opinión de los clientes no es precisamente la mejor. Así, fueron varios los usuarios de MásMóvil que tuvieron a bien quejarse de la compañía, sobre todo en lo que tiene que ver con la portabilidad de la operadora… y que terminó con un problema de facturas infladas.

Los clientes se encontraron facturas infladas de MásMóvil

Al respecto, las noticias no fueron del todo halagüeñas para la operadora, ya que sufrió el pasado trimestre sus números bajos. Porque si aquí ha permitido al mercado crecer un 1,2% más que hace un año hasta alcanzar 54,74 millones de líneas, a MásMóvil las cuentas no le salen.

En esta ocasión sobre la sportabilidades, MásMóvil cayó al tercer puesto al sumar 8.600 líneas, que fueron la mitad de las conseguidas por Vodafone. Algo de lo que probablemente hayan aceptado y busquen la manera de encontrar otro tipo de rentabilidad.

Y parece que la forma de operar con los clientes podría dar ese resultado. De esta forma, lso clientes empezaron a quejarse porque se encontraron con que en su factura había aumentado considerablemente cuando apenas habían consumido más que en otros períodos.

MásMóvil
Un desorden de MásMóvil afectó a la opinión de sus clientes

La portabilidad del cliente a otra compañía fue el motivo del desbarajuste de MásMóvil

MásMóvil lo trata como una «confusión» por el cambio de portabilidad del cliente, el cual no está demasiado satisfecho. Sobre todo porque, como explica a continuación, si no reclama a tiempo la compañía no le devolvería la cantidad de más inflada en sus facturas.

«El 13 de noviembre hice portabilidad de mi línea móvil a otra compañía», comentaba el usuario en las redes. Y apuntaba directamente contra la operadora de MásMóvil. «Me habéis cobrado el mes completo en el recibo», se quejaba. «Eso tiene un nombre y no os va a gustar…». Al poco tiempo, la compañía le contestó intentado poner solución al problema, reiterando que esa factura, finalmente, no iba a ser cobrada.

digitalización