Más de la mitad de los jóvenes confían en el asesoramiento jurídico de la IA

La revolución tecnológica ha tocado, de manera irrevocable, a la puerta de la abogacía, y los más jóvenes, esa generación de nativos digitales, parecen estar a la vanguardia de esta transformación. ¿Pero realmente confían más en un algoritmo que en el juicio de un abogado humano?

Jóvenes y Tecnología: Una Sinergia Natural

No es sorprendente que las nuevas generaciones se sientan cómodas con la tecnología. Crecieron con ella, y la integración de soluciones tecnológicas en su vida diaria es casi innata. Sin embargo, cuando se trata de asuntos legales, la ecuación se torna más compleja.

La Autogestión Legal en la Era Digital

El estudio ‘Jóvenes y asistencia jurídica’, ejecutado por la Fundación Legálitas y GAD3, ofrece datos reveladores. Establece que la autogestión es la tendencia dominante entre los jóvenes cuando enfrentan cuestiones legales. Ya sea buscando respuestas en internet, consultando con un familiar o recurriendo a chatbots basados en inteligencia artificial, los jóvenes parecen preferir soluciones alternativas antes de recurrir a un abogado.

Inteligencia Artificial: ¿La Nueva Abogada?

Lo sorprendente no es que los jóvenes recurran a la tecnología, sino en qué medida están dispuestos a hacerlo. Según el estudio, un 56% de los jóvenes estaría dispuesto a solicitar consejo legal a chatbots. Esta cifra, aunque impresionante, plantea varias cuestiones éticas y prácticas sobre el futuro de la profesión legal.

El Valor de la Experiencia Humana

A pesar de la predisposición hacia la autogestión, dos de cada tres jóvenes cree que necesitará un abogado en algún momento. Además, una tercera parte de ellos se arrepiente de no haber recurrido a un profesional en ocasiones anteriores. Es evidente que, aunque la tecnología ofrezca soluciones rápidas y accesibles, la experiencia y el juicio humano aún tienen un valor incalculable.

¿Qué Cuestiones Legales Despiertan Mayor Preocupación?

El mismo estudio ilustra que los jóvenes son especialmente cuidadosos cuando se enfrentan a situaciones que podrían tener un impacto significativo en su futuro. Asuntos como la firma de una hipoteca, un juicio o un problema laboral se ven como situaciones en las que necesitarían una orientación experta. Sin embargo, confían más en su capacidad para manejar otros asuntos por sí mismos, como la contratación de servicios o enfrentar fraudes menores.

Contratos y Redes Sociales: Una Doble Caras

Curiosamente, el 86% de los jóvenes afirma leer detenidamente sus contratos laborales. Sin embargo, en lo que respecta a las redes sociales, parecen menos cautelosos, pues la mitad presta poco o ningún interés a los términos y condiciones que aceptan.

Conclusión

La era digital ha propiciado un cambio en la forma en que los jóvenes se acercan al asesoramiento legal. Aunque confían en la tecnología, también reconocen el valor insustituible de la experiencia humana. Las firmas de abogados y los profesionales del derecho deberán adaptarse a estas nuevas realidades, ofreciendo un equilibrio entre tecnología y toque humano, para atender eficazmente a las generaciones venideras.

turismo españa