Madrid triplica la oferta de teletrabajo

La pandemia cambia por completo el escenario para acceder al mercado laboral

La pandemia ha cambiado por completo nuestra forma de vivir. Da la sensación de que ya nada volverá a ser como antes de que llegase el maldito virus. La crisis económica derivada del parón de la actividad, ha llevado a una pérdida de empleo masiva. Sin embargo, ha nacido una nueva forma de ganarse la vida: el teletrabajo. Ciudades como Madrid lo han potenciado al máximo.

El teletrabajo ha sido la salida que han encontrado numerosas empresas para sobrevivir en la pandemia. Sin embargo, no todos los sectores han podido acogerse al trabajo en remoto por las características de su actividad, como en el caso de la hostelería, el comercio o los servicios considerados esenciales, entre otros.

Teletrabajo
El teletrabajo se extiende en ciudades como Madrid

Madrid es de las ciudades donde más ha crecido la oferta de teletrabajo

El teletrabajo ha traído consigo un aumento de las desigualdades laborales. Porque el trabajo ha caído. Y es evidente que no todos los sectores pueden acogerse a trabajar con un ordenador. Las capitales más potentes, como Madrid, Londres, Berlín o París, ya llevaban años potenciando el trabajo en remoto.

Con la pandemia esto se ha agudizado. Si perteneces a un sector que necesita simplemente una conexión a internet para trabajar, estás de suerte. En ciudades como Madrid hasta se ha triplicado la oferta de teletrabajo. Sin embargo los datos son gravísimos.

El teletrabajo crece mientras el empleo se desploma

Mientras los economistas, periodistas, publicistas, banqueros, abogados e incluso profesores, pueden seguir con su actividad a través de la herramienta telemática, la realidad paralela es que se está hundiendo la oferta de empleo presencial. La hostelería, el comercio, el turismo, han visto reducido al mínimo la actividad.

Es decir, se puede considerar esta nueva forma de trabajar desde casa como una herramienta que contribuye a crear desigualdad. Porque aquel cuyos conocimientos no están pensados para ello, ha visto cómo el trabajo desaparece. Al mismo tiempo que los que pueden trabajar desde casa han visto aumentada la oferta.

empleo espana