Lluvia de millones para España aprobados por la UE en el final de año

La Unión Europea ha dado este martes su visto bueno al desembolso a España del primer tramo del fondo de recuperación 

El importe asciende a 10.000 millones de euros, por lo que la Comisión Europea espera poder desbloquear el pago «antes de que acabe el año», cuando se cumplan los últimos trámites formales del proceso.

La decisión se ha producido en una reunión del Comité Económico y Financiero (EFC, por sus siglas en inglés), quien ha emitido una opinión positiva sobre la evaluación preliminar de Bruselas que autorizaba el desembolso.

En su análisis, el EFC coincide con la opinión de Bruselas de que todos los hitos y objetivos han sido completados «satisfactoriamente» y subraya la necesidad de que el proceso se conduzca de manera «eficiente» y de que sea objeto de un «escrutinio exhaustivo para una implementación oportuna y eficaz«, han añadido las fuentes.

El Ejecutivo comunitario debe ahora incluir el visto bueno de los Veintisiete en su evaluación definitiva para concluir el proceso formal con el que desbloquear los fondos, un trámite previsto para mañana, miércoles 22, con expertos nacionales y comunitarios.

Si ese encuentro concluye con la adopción de la autorización definitiva, la Comisión estima que el desembolso podrá realizarse «antes de que acabe 2021«. Este tramo de 10.000 millones se unirá así al anticipo de 9.000 millones que el Ejecutivo comunitario anticipó a mediados de agosto y que no estaba sujeto a condiciones.

inflación
Las economías europeas también sufrirán la inflación en 2022

España fue el primer país de la UE en presentar una petición formal para recibir el primer desembolso y lo pudo hacer tras haber firmado con el Ejecutivo comunitario el documento técnico que estipula cómo se debe verificar el cumplimiento de cada compromiso.

El tramo de los 10.000 millones del de plan de recuperación de España depende de 52 hitos y objetivos que el Gobierno ya había cumplido, lo que permitió a la Comisión Europea concluir su análisis preliminar en apenas tres semanas, sin agotar el plazo de dos meses de que disponía.

Hackers