Las criptomonedas se muestran como la carta de salvación de Rusia

El uso de los criptoactivos podría significar un avance significativo en el sostenimiento del país que ha iniciado una guerra bélica en contra de Ucrania

Rusia, que vive en este instante una de sus consecuencias más condicionantes tras el ataque contra Ucrania empezado el mes de febrero, ha encontrado en las restricciones financieras su mayor dolor de cabeza. No solo porque el rublo haya caído a niveles base su cotización, perdiendo un 25% de su precio en dos días, sino porque se han congelado las reservas en el exterior, que suponen un colchón que soporta los momentos de austeridad.

Los países de apoyo de Ucrania, empezando por los Estados Unidos han adoptado esta decisión para nivelar sus cargas y debilitar a una nación altamente peligrosa. Rusia basa su modelo de economía en el sostén con sus reservas, que bajan los niveles de tensión, ya que se asegura que acumula al rededor de 450.000 millones de dólares en distintas partes. De esa cifra, el 20% está alojada en dólares y el resto pertenece a otras divisas. Varios bancos han eliminado el sistema Swift, y obligan a la población a tener que buscar soluciones de movimientos financieros ajenos a los rigurosos controles.

Por eso, las criptomonedas han empezado a resurgir, y se postulan en todo caso como el esquema salvador del país. Están alejadas de las estrictas maniobras de control al estar descentralizado de la banca, y permiten mantener una línea amplia de posesión entre las personas del común y el gobierno para financiar sus necesidades. Ya que se ha prohibido a los rusos usar sus cuentas en el extranjero, la posesión de Bitcoin o Ether, por citar un par de ejemplos, ha tomado fuerza y se perfila como el siguiente músculo de respaldo para la comunidad.

crypto monedas
Rusia de ir en contra las criptomonedas a adoptarlas como sistema de respaldo ante la crísis

Las ventajas ofrecidas por las criptomonedas ofrecen soluciones a la mano a todos los ciudadanos rusos

Sus cualidades más exultantes están en la posibilidad que cada persona pueda manejar, controlar, y ejecutar sus activos desde la pantalla de un móvil. No se requiere de un almacenamiento físico y tiene una política monetaria fija. Todos esos datos le hacen altamente confiables, y se perfila como un creciente modelo de posesión de activos en el mundo. A esto se combina que en la actualidad los dos países con mayor posesión de estas criptomoneda son Ucrania y Rusia, con un 12,7 y 11,9% respectivamente.

De hecho, Rusia es el tercer país con mayor minería de criptomonedas en el mundo, solo por detrás de los Estados Unidos y Kazajistán, acaparando un 11,23% de la producción a nivel mundial. Lo que la hace una potencia en marcha de la posesión de criptos en el planeta, al punto que su población tiene en circulación 214.000 millones de dólares tan solo bajo este concepto. Habrá que ver de qué manera empieza a dar manejo el gobierno a este modelo, y si finalmente es adoptado como recurso de respaldo para seguir adelante con sus objetivos.

altcoins crypto