Las claves de la recuperación económica en 2022

Han salido a flote ciertas tendencias para poder ver una recuperación clara en la economía española y mejorar la capacidad financiera en estado general

En líneas generales el año en curso no ha sido un año tan positivo como se ha llegado a marcar, aunque los indicadores muestran una recuperación económica alta al comienzo del 2022. No obstante, como siempre este va a ser un tema de largo aliento, de análisis y entrada en escena de los expertos pues la pandemia del coronavirus parece tener un nuevo impulso con la llegada de esta nueva ola en el continente.

De todos modos, el control sigue establecido, y los manejos de los recursos pueden ser la clave de todo al final del camino. De ahí que se entiendan estos parámetros, pues van a marcar un antes y un después para ver los diferentes sectores reponerse de lo que ha sido una absoluta pesadilla en cuanto a finanzas se refiere. Oxford Economics, que ha sido la empresa dedicada en el análisis ha llegado a la conclusión que los siguientes 12 meses a partir de enero, serán vitales, pues hay cinco detalles que serán sin duda alguna el fenómeno expuesto.

Estos son: la situación «difícil» de los distintos gobiernos, el exceso de ahorro de los hogares, la desinflación, la incertidumbre en torno a la política monetaria y la recuperación a dos velocidades. Para empezar con esta teoría hay que decir que esa primera fase parece la más importante de todas, pues incluye aspectos como la política acelerada de cobros fiscales, para aumentar el PIB e ir superando y dejando de lado las ayudas gubernamentales que representan un peso altísimo en la economía del país.

inflación
La recuperación económica en 2022 será clave para el futuro de los diferentes gobiernos en Europa

La consciencia y el manejo de los recursos también se juegan su papel preponderante en este instante de recuperación económica

Cuando se habla del ahorro en exceso de los hogares se toca a las familias neutralizadas económicamente hablando, que van a contribuir a dar la vuelta y a gastar como no lo hicieron antes. Sobre todo familias de altas ganancias, que son a final de cuentas las que mayor aporte realizan. Esto conlleva a una desinflación y las tazas de cobro se trasladas a las marcas, o a las altas esferas de comercio. Mucha mayor facilidad a la hora de encontrar productos que se ajusten a la situación individual por familia.

La política monetaria incierta responde a tendencias en disminución de los gravámenes a las personas, llegando a una desinflación una vez más mucho mayor. Esto elimina presión de los bancos que saben del manejo y la justificación para controlar las cifras. Finalmente la recuperación se da en dos fases, una que es favorable y la otra que es desigual. Que no es otra cosa que la revisión de los impactos de la escala del impulso de la reapertura y los análisis de los patrones de gasto.

dow jones