La reforma laboral y los autónomos

De buena manera ha sido tomada la reforma por parte de la dependencia autónoma que hasta acá era la gran aislada de todas las decisiones

María José Landaburu ha sido muy reflexiva en sus declaraciones recientes cuando tuvo que hacer referencia al nuevo acuerdo realizado entre el gobierno y las partes interesadas en representación del trabajo en la nueva reforma laboral. Como máxima mandataria de la a Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) cree conveniente que el acuerdo se haya alzado en esos términos e impulsa a extender la decisión en la medida de lo posible.

Para el entorno es propicio hacer inclusión de todos los actores independiente de cómo estén usando las herramientas. Lo cierto es que la comunidad de autónomos supera el margen de los 3,3 millones de personas, que no solo establecen un modelo distinto de empleo, sino que garantizan puestos de trabajo para muchas personas más. Así la ley de equidad donde se pretende equilibrar las cargas y garantizar políticas de permanencia para las personas que realizan el trabajo duro, es muy bien visto por estos tiempos.

Gobierno, patronal y sindicatos suman un modelo de mucha mayor calidad que protege el empleo, liberando algo que no estaba siendo tenido en cuenta como es el consenso. Además, asume que es una visión moderna de los sistemas de trabajo de alto mando en el mundo, y cree que adoptarla es un acierto rotundo. No solo porque garantice efectos inmediatos, sino porque está remarcada por la evolución a largo plazo del mismo campo.

jornada laboral
Los sectores de trabajo acuerdan un re ajuste en la reforma laboral para 2022

La estabilidad laboral es el abordaje principal por el que el grupo de autónomos está caminando por la misma vía

Marcar el aspecto fundamental de los derechos es un elemento a tener en cuenta. Tanto del gobierno mismo hacía los garantes de puestos de trabajo, como para los empleados tocado en los puntos de acuerdo en la reforma. Sobre todo cuando se tocan aspectos como la estabilidad marcada por la eliminación de la temporalidad. Así esa imposición garantista y protectora de los derechos para el trabajador va dejando en evidencia la evolución del sistema al que cree le va a quedar mucha vida útil.

La incitación ha finalizado con una proyección a largo plazo, donde se genere arraigo a la toma de decisiones a este nivel pues cree que la autonomía era el brazo del sistema más desprotegido a la fecha si se tiene en cuenta estos aspectos:  representatividad, huelga, negociación colectiva o protección social. Así pues queda todo expuesto, y abierto para que el camino del diálogo siga prevaleciendo.

paro