La piratería digital le cuesta una fortuna a Hacienda

Aunque la tendencia sigue siendo a la baja, se siguen prolongando los aportes de la comunidad a sitios ilícitos que dejan de emitir ganancias y por tanto se refleja en los libros

Una de las más grandes tendencias con la ola y el boom digital, en aspectos negativos para los tributos y poder de adquisición en un estado, sin duda tiene que ver con la piratería. Este flagelo priva de ingresos suficientemente altos a las entidades como Hacienda, que genera empleo, y sostiene parte del presupuesto de gobierno que en estos momentos está siendo administrado por Pedro Sánchez y su gabinete de trabajo.

En relación a lo anteriormente dicho, se han marcado claras distancias entre lo que es y lo que se refleja, dejando eventos como las altas tasas de paro juvenil, como una de las detonantes que marcan un terreno imborrable. Aplicaciones como eMule y Ares fueron las reinas en su momento, llevando a pérdidas sustanciales mientras crecía la industria a otros campos. Aunque hoy ese problema en márgenes estadísticos se ha visto positivamente afectado, cayendo un 7% en 2020 relacionado con el periodo que rigió en 2019, y un 24% en 2015, sigue siendo un problema mayor.

Para GfK, las pérdidas se estiran hasta los 30.892 millones de euros, que son ligados a 5.239 millones de contenidos ilícitos. Con ese dinero se pierden 130.000 plazas de empleos y sub empleos, importantísimos para el sistema económico de España. Ese prejuicio que marcan las entidades de auditoría, han dejado ver que la cifra se eleva a 2.416 millones de euros y 682 millones que dejó de recibir en recaudaciones el estado solo en el 2020.

Los motivos para presenciar estos hechos son variados, y van desde la convicción de las personas que al pagar una mensualidad de conexión tienen derecho a todo, o porque ni siquiera identifican qué sitio es legal de uno ilegal. Además también entra el concepto de saber identificar si un producto le va a gustar de uno que no.

Contenido pirata
Contenido pirata, un problema enorme para Hacienda en España

De esta manera se distribuyen los principales contenidos de piratería en España que dejan de recaudar en Hacienda

Ese análisis dejan ver también que hay tendencias muy marcadas y eso pesa. Lo que la gente busca ver y lo que no es fuerte refleja ese mismo fin. La música es el sector que mayor dinero deja de recibir, con hasta 482 millones, seguido de os periódicos 345 millones, las películas perdieron 322 millones, los libros 240 millones, el fútbol 231 millones, los videojuegos 205 millones, las series 138 millones, y las partituras 28 millones.

Por fortuna cada vez son más los proyectos vía streaming que vuelven legal todo, y van cambiando la consciencia de las personas. De cualquier modo el gobierno en su plan sigue adelantando proyectos, como la eliminación del aire a aquellas plataformas que violan los derechos de transmisión de contenido, y buscan que las personas tomen iniciativas personales para apoyar el caso.

dow jones