La inflación nos va a comer los ahorros

Si los participantes del mercado tienen razón, vendrán precios más altos y las expectativas de inflación alcanzarán sus niveles más altos en más de 12 años. Esta es la razón por la que los precios de los bonos están cayendo, y por tanto subiendo sus rentabilidades, y las acciones se están viendo presionadas a la baja. Sobre todo las del sector tecnológico que necesitan tipos más bajos para justificar en los modelos sus valoraciones. 

«The inflation is coming»

Veamos el gráfico de las expectativas de inflación elaborado por los analistas de Compund, y sus comentarios posteriores de cómo poder protegernos de la misma:

zzzzeeaafa1

Cuando la mayoría de los inversores leen la palabra «inflación», inmediatamente piensan en el oro, ya que la sabiduría convencional afirma que no hay mejor cobertura contra el aumento de precios.

¿Es esto cierto? Vamos a ver…

Desde 1975 (cuando comenzaron a cotizar los futuros del oro), el oro ha avanzado un 846% frente a un aumento del 407% en el índice de precios al consumidor (IPC).

1 131

¿Caso cerrado, entonces? ¿Debería comprar oro para protegerse contra la inflación?

No necesariamente. Verá, el oro no es la única clase de activos que existe.

Así es como se ve ese mismo gráfico si incluimos bonos corporativos de grado de inversión, REIT y acciones …

2 101

Nota: Bonos de grado de inversión = ICE BofA US Corporate Total Return Index, REITs = FTSE Nareit All REITs Index (Total Return), S&P 500 Index = S&P 500 Total Return Index.

Resulta que los bonos, los REIT y las acciones han sido coberturas muy superiores contra la inflación que el oro. Y todos lo han hecho con menor volatilidad que el oro.

En términos de consistencia, el oro también pierde en ese frente. Ha superado la inflación en solo el 46% de los períodos de 5 años continuos, mientras que los bonos de grado de inversión han superado la inflación el 86% de las veces.

Y no nos olvidemos del período de 20 años desde enero de 1981 hasta diciembre de 2000, cuando la inflación de Estados Unidos aumentó un 102% mientras que el oro disminuyó un 54%.

Eso no quiere decir que no haya momentos en que el oro supere a la inflación y por un amplio margen. Ciertamente los hay, con el entorno estanflacionario de finales de la década de 1970 como el mejor ejemplo.

Pero es un mito decir que el oro se ha acercado a la “mejor” cobertura contra la inflación a largo plazo. La evidencia sugiere lo contrario.

Bitcoin IRPF