La esperanza de vida en el Madrid de Ayuso cae tres años

En lo que va corrido del 2021 la expectativa ha disminuido en lo que se considera un efecto negativo dentro de todo lo que tiene que ver con el mandato de la presidenta de la comunidad

El año 2020 fue una transición negativa en cuanto a decesos de personas en todo España, temas a los que se atribuyen no solo situaciones de orden político y sus unidades de medición, sino por la pandemia de la COVID-19. Pero sin duda el peor efecto de todos ha sido la desigualdad social, un fenómeno que ha atraído la muerte en miles de ciudadanos que año tras año luchar por mantenerse en el sistema sin mucho éxito.

Pues bien, un estudio ha dejado ver qué tanto ha sido responsabilidad de la presidencia de la comunidad, y ha soltado cifras realmente terribles. Tan solo en 2020 el crecimiento en cuanto a mortalidad ha reflejado un 46,1% de más a lo que ya se tenía como media. Concretamente 38.236 defunciones, donde 18.552 fueron hombres, y 19.684 fueron mujeres. La expectativa de vida tan solo al nacer es de los 3,07 años si se compara con el 2019, 3,67 años en hombres y 2,56 en mujeres.

Así pues, redondeando la esperanza en los madrileños de vida se sitúa en 79,31 años tan solo en los hombres y de 85,25 años de las mujeres. Cifras por debajo de la última medición, 82,98 para los hombres y de 87,81 para las mujeres. Y estas cifras tienden a empeorar cuando se entra en edades más avanzadas, según deja ver el mismo análisis en personas que llegan a los 65 años.

Ley Celaá
Isabel Díaz Ayuso reduce la esperanza de vida en la comunidad de Madrid

A medida que la edad va en avanzada, esta cifra va ganando enteros

Lo más grave es que la esperanza de vida sigue cayendo en otros contextos. Como se dijo arriba, para todas las personas que superan la línea de los 65 años este item decae, hasta los 20,33 años, 17,8 años los hombres y 22,42 años las mujeres, respecto al 2019 donde fue de 23,48 años, traducido en 21,57 años los hombres y 25,11 años las mujeres. Visto desde ahí se nota el cambio, y se puede percibir a partir de los movimientos políticos.

Hay claro rechazo al sistema de Ayuso y responde en todo caso a la alta taza de desigualdad social. Por ejemplo, donde más personas mueren es en Tetuán, Ciudad Lineal y Arganzuela donde claramente las condiciones son menores y hay mayor riesgo acumulado. Mientras Salamanca, Vicálvaro y Barajas manifiestan cifras relativamente parejas. A deducir.

Coronavirus