La banca española se mantiene sólida frente a la crisis global: robusta liquidez y activos de calidad

La banca española demuestra su fortaleza en medio de la turbulencia mundial, con una ratio de liquidez media del 184% y una reducción significativa en préstamos dudosos

La crisis bancaria mundial ha vuelto a ser el centro de atención tras dos rescates en menos de diez días y caídas significativas en bolsa, recordando la crisis financiera de 2008. Sin embargo, han pasado 15 años y la situación ha cambiado. Los bancos españoles se encuentran en una buena situación de liquidez y rentabilidad, a pesar de haber perdido 25.000 millones de euros en bolsa.

El informe «Unión Bancaria, un desafío entre crisis superpuestas» de PWC indica que la banca europea y española se encuentra en «mejor situación que nunca» en términos de solvencia, calidad de activos, liquidez y rentabilidad para enfrentar la actual situación de los mercados.

Desplomes en el Silicon Valley Bank y Credit Suisse, pero sin riesgo para la banca europea

El 9 de marzo, el Silicon Valley Bank quebró tras anunciar una ampliación de capital de 1.750 millones de dólares para cubrir pérdidas de 1.800 millones de dólares. Las acciones se hundieron un 60%, afectando las bolsas mundiales. Posteriormente, Credit Suisse cayó un 25% al detectar una «debilidad material» en el control interno de la información financiera. Ningún banco español tiene una exposición relevante a Credit Suisse, pero su caída junto a la de SVB ha provocado que los seis bancos españoles hayan perdido 25.300 millones de euros desde el pasado 9 de marzo.

credit suisse bancarrota
Banco de España calcula el efecto dominó del Credit Suisse en los bancos españoles

Indicadores sólidos en la banca española

La ratio de cobertura de liquidez (LCR) en España se encuentra en el 184%, por encima del 165% en Europa y del 118% en EEUU. Los principales bancos españoles superan holgadamente los requisitos del 100% de cobertura de liquidez. Destaca CaixaBank con una LCR del 291%, seguido por Sabadell con una ratio del 234%. Santander, BBVA y Bankinter también presentan sólidas ratios de liquidez.

La calidad de los activos de los bancos europeos ha mejorado significativamente. Entre junio de 2015 y septiembre de 2022, el índice de préstamos dudosos (NPLs) bajó del 7,5% al 1,8%. La presión de los supervisores para que las entidades sanearan sus carteras de crédito ha sido intensa, resultando en un aumento de ventas, titulizaciones y amortizaciones de préstamos.

Pérdidas latentes en deuda pública soberana

El informe «Unión Bancaria, un desafío entre crisis superpuestas» señala que las fuertes minusvalías latentes acumuladas por el sector en deuda pública soberana tras la subida de rentabilidad de los activos en renta fija. A pesar de las

pérdidas en las valoraciones de las carteras, los bancos españoles mantienen una elevada exposición a estos títulos. En junio de 2022, sostenían 500.000 millones de euros en deuda soberana, un 8% más que a finales de 2021. De esa cantidad, el 52% correspondía a deuda pública española.

Banco Santander
El Banco Santander se desmarca del baile de fusiones

La banca española preparada para enfrentar desafíos

A pesar de la volatilidad y las turbulencias en los mercados financieros internacionales, los bancos españoles se encuentran en una posición sólida para enfrentar los desafíos actuales. La fortaleza en términos de liquidez, solvencia y calidad de activos pone de manifiesto la efectividad de las políticas de supervisión y regulación implementadas en los últimos años.

Los esfuerzos realizados por las entidades bancarias para sanear sus carteras de crédito y fortalecer sus balances han contribuido a mejorar la confianza en el sector financiero español. Además, la diversificación geográfica y de negocios de las principales entidades españolas ha ayudado a minimizar el impacto de las crisis internacionales en sus operaciones.

Futuros retos y oportunidades

Los bancos españoles deberán continuar adaptándose a un entorno en constante cambio, marcado por la incertidumbre económica, política y regulatoria. La digitalización y la innovación tecnológica también representan desafíos y oportunidades para el sector bancario en España, que deberá aprovechar para mejorar su eficiencia, agilidad y capacidad de respuesta ante las demandas de los clientes y los cambios en el mercado.

turismo españa