Operación liquidez de KutxaBank para fortalecerse antes de la fusión

El banco prepara su fusión bancaria y se fortalece económicamente a partir de un fondo de capital británico

Preparándose para su próxima fusión bancaria, KutxaBank ha querido fortalecerse aún más a través de una operación liquidez donde el banco apuesta de lleno por aplicar un lavado de cara antes de meterse de lleno con la entidad catalana del Banco Sabadell, su próxima compañera de viaje en el sector bancario y financiero.

Además, con el horizonte de incertidumbre provocado por el Covid-19 ha llevado al banco vasco a aplicar una política de «máxima prudencia» a la hora de fortalecer las coberturas, dado el impacto en el negocio bancario del desplome de la economía y del empleo.

KutxaBank accede a que el fondo de capital riesgo británico Glendower se haga con la mayoría de Ibermática

De esta forma, KutxaBank ha accedido a que el fondo de capital británico Glendower se haga con la mayoría de la empresa Ibermática. Donde se ha adquirido el 55% de su accionariado, según se ha notificado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La firma británica gestiona más de 5.700 millones de dólares a través de sus cuatro fondos con los que mantiene presencia en más de 1.300 empresas. En este sentido, ProA ha intentado en varias ocasiones desprenderse de esta compañía pidiendo una cantidad cercana a los 150 millones de euros.

Sin embargo, las negociaciones no llegaron a buen puerto, lo que ha hecho que se hayan replanteado su estrategia y analicen nuevas formas de generar valor para su futura salida. Por ejemplo, participaron en el proceso para comprar la filial de informática de El Corte Inglés.

KutxaBank
Proa se mantiene así como primer accionista de Ibermática, y en su accionariado se mantiene también Kutxabank

Ibermática se ha hecho fuerte en el desarrollo de software con causa de KutxaBank

La cual finalmente acabó en manos de Groupe Français d’Informatique (Gfi). En su caso, Ibermática es una empresa que se ha hecho fuerte en la prestación de servicios de desarrollo de software a grandes empresas, principalmente la administración pública.

Con todo, la misma ProA Capital buscaba comprador para su participación que había adquirido a Kutxabank, cuando ésta se desprendió de una parte importante de las acciones que tenía en la tecnológica. En el accionariado está también Kutxabank, que empezó impulsando a la empresa con casi un 47,97% de sus acciones y que, tras empujar para su posicionamiento estratégico en Euskadi, recogió los beneficios de la inversión, vendiendo el 32% de ellas.

Bitcoin IRPF