JPMorgan Chase adquiere el First Republic Bank tras embargo en California

El banco estadounidense en dificultades será asumido por JPMorgan Chase, protegiendo a los depositantes y adquiriendo la mayoría de los activos de la entidad.

FDIC interviene para proteger a los depositantes del First Republic Bank

Este lunes 01 de mayo de 2023, las autoridades financieras de Estados Unidos informaron sobre la toma de posesión del banco californiano First Republic Bank debido a sus dificultades financieras. La entidad será adquirida por el banco JPMorgan Chase, que asumirá todos los depósitos, incluidos los no asegurados, y la mayoría de los activos.

La intervención se produce tras el fracaso del First Republic Bank en la presentación de un plan de rescate viable, lo que llevó a la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) a adoptar medidas para resguardar las cuentas de los clientes. La FDIC entrará en un acuerdo de compra y toma de posesión con JPMorgan Chase Bank, National Association, Columbus, Ohio, para asumir todos los depósitos y de forma sustancial todos los activos de First Republic Bank.

JPMorgan Chase responde al llamado del gobierno federal

El gobierno federal intervino a través de la FDIC y del Tesoro de Estados Unidos, poniéndose en contacto con seis bancos la semana pasada para sondear su interés en adquirir los activos de First Republic. Jamie Dimon, presidente y director ejecutivo de JPMorgan Chase, señaló que su banco respondió al llamado del gobierno y que su solidez financiera y capacidades les permitieron desarrollar una oferta para ejecutar la transacción de forma que se minimicen los costos para el Fondo de Garantía de Depósitos.

Un colapso significativo en la historia bancaria de EE.UU.

El colapso de First Republic Bank, que tenía cerca de 233.000 millones de dólares en activos a finales de marzo, lo convierte en el segundo mayor banco en colapsar en la historia de Estados Unidos tras la quiebra de Washington Mutual en 2008, excluyendo a bancos de inversión como Lehman Brothers. Esta situación también representa el segundo colapso bancario en apenas dos meses, después de la caída del Silicon Valley Bank.

Esta adquisición por parte de JPMorgan Chase se suma a una serie de quiebras de bancos en Estados Unidos, subrayando la volatilidad y el riesgo en el sector financiero. La protección de los depositantes y la estabilidad del sistema bancario continúan siendo una preocupación central para las autoridades y los reguladores financieros.

aranceles coches eléctricos