¿Cuánto dinero gana un influencer?

A pesar de la crisis derivada de la pandemia, las cuentas de Instagram dedicadas a explotar imagen de marcas siguen en su máximo esplendor

Recurrir a un influencer es el recurso más de moda en publicidad y marketing. En los últimos tiempos se ha prodigado muchísimo esta faceta. Básicamente un influencer es alguien que tiene una cuenta en redes sociales con muchos seguidores, y utilizan esa popular para promocionar marcas de todo tipo y condición. Pero en 2020 ya podemos comenzar a llamarlo trabajo. Muchos se ganan así la vida, por lo que es conveniente saber algo más de este mundo.

Lo primero que hay que dejar claro es que la crisis no se ha notado demasiado en este mundo. Como todo, en la pasada primavera se apreció un bajón. Sin embargo, si atendemos a números globales, las tasas de solicitud de influencers no cambiaron demasiado de 2019 a 2020.

Influencers
Una influencer posa con la Torre Eiffel en París

Instagram el paraíso del Influencer

Por mucho que en la propia definición de Influencer se mencionen las redes sociales, hay una que destaca por encima de todas. Instagram es el paraíso absoluto del influencer. Porque permite trabajar en tres líneas de dirección. Se puede publicar una imagen, se puede publicar un vídeo o se puede añadir contenido a una historia.

Evidentemente el precio cambia mucho en función de factores como el número de seguidores, la popular del que anuncia, etc. En un estudio realizado por la plataforma Klear, entre enero y agosto de 2020 el precio de las publicaciones se ha incrementado en torno a un 5 por ciento.

¿Cuánto cobran realmente?

Ya hemos dicho que todo varía mucho en funión del número de seguidores. En cuentas superiores a 500.000 seguidores el salto de precio es cualitativo. Sin embargo, Klear ha llegado a unas condiciones medias. Una publicación normal alcanza de media los 370 dólares.

Un contenido de vídeo, que es más original y requiere trabajarse mucho las imágenes, se paga alrededor de 670 euros. Por el contrario, una diapositiva en las historias de Instagram, que desaparecen en 24 horas, tienen un coste de 180 dólares. Luego ya depende del volumen de trabajo que tenga cada influencer.

Telefónica