El timo de la Iglesia católica en Cáritas

Todo ha surgido después de confirmarse el recorte de las subvenciones, a pesar de que los datos confirman que el sector privado destina mucho más dinero a la organización

La Iglésia católica está recibiendo nuevas críticas en redes sociales. En esta ocasión todo ha surgido por el timo sobre el dinero que destinan a Cáritas después de conocer que se va a recortar las subvenciones. Algo que ha sido muy criticado por la Iglesia en los últimos días.

Ahora, con motivo de esas críticas, los datos sobre el dinero que se aporta a Cáritas han sido mostrados y dejan en evidencia a la Iglésia católica. Unos datos que dejan en muy mal lugar a la institución, ya que el porcentaje de la aportación es mínimo comparado con el dinero público y el sector privado.

Iglesia católica
Anunciados recortes en las subvenciones a Cáritas

Los datos del dinero que recibe Cáritas

Con motivo de las críticas de la Iglésia católica al recorte de las subvenciones destinadas a Cáritas, los datos aportados en anteriores años dejan en evidencia a la institución. Y es que el sector público, en el que se incluye al Estado, a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos, aportan un 29,8% del dinero total que recibe.

Por su parte, el sector privado es el que más dinero destina a Cáritas con gran diferencia sobre el público. En total, el 70,2% suponen 152 millones de euros, que vienen procedentes de empresas y particulares. Pero, el dinero de la Iglesia está muy alejado de estas cifras.

El timo de la Iglésia católica con las ayudas a Cáritas

Por su parte, la Iglésia católica tan solo aporta a Cáritas un 3,9%, lo que suponen solo 6 millones de euros. Una cifra infinitamente inferior a la de otras entidades, que no alardean tanto de su ayuda a los más necesitados. Pero no solo eso, sino que tampoco han criticado los recortes.

Unos recortes que ahora se entienden más que nunca, pues la prioridad del Gobierno de España es destinar todos los fondos posibles a la reconstrucción del país, muy perjudicado por la crisis sanitaria. Una reconstrucción que tardará años en producirse de manera completa.

BBVA y Sabadell