Iberdrola pone en marcha un programa de retribución flexible

Se trata de la segunda edición de su sistema de dividendo opcional llamado Iberdrola Retribución Flexible, correspondiente al ejercicio 2020

En su avance para su programa de retribución flexible, la energética de Iberdrola ha fijado un aumento de capital máximo de 68,036 millones de euros para abordar la segunda edición del dividendo flexible correspondiente al ejercicio 2020 y que ofrece, para quienes opten por cobrarlo en efectivo, 0,168 euros brutos por acción.

Según comunicó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el número máximo de acciones nuevas a emitir en virtud del aumento de capital a este plan de retribución flexible es de 90.715.157 y el número de derechos de asignación gratuita necesarios para recibir una nueva acción es de 70.

Los accionistas de este plan de retribución flexible podrán elegir entre recibir su retribución en efectivo o bien el importe equivalente en acciones

Este sistema se instrumenta a través de un aumento de capital liberado con cargo a reservas y del pago de un dividendo en efectivo. De este modo, todos los accionistas de Iberdrola por su retribución flexible recibirán un derecho de asignación gratuita por cada acción que tengan en la fecha de referencia.

En este sentido, los accionistas que deseen recibir el dividendo en efectivo deberán renunciar expresamente a estos derechos. Como consecuencia, en enero de 2021 los accionistas podrán elegir, durante el Periodo Común de Elección, entre varias opciones de retribución flexible. Estas son las de recibir acciones nuevas totalmente gratuitas.

Al tiempo que recibir efectivo mediante el cobro del Dividendo a Cuenta del ejercicio 2020, o bien recibir efectivo mediante la venta de la totalidad o parte de sus derechos de asignación gratuita en el mercado. Iberdrola detalla, además, que con su programa de retribución flexible los accionistas podrán combinar cualquiera de las opciones anteriores.

retribución flexible
Iberdrola aunemta su capital con su programa de retribución flexible

La retribución flexible de Iberdrola pasa por un aumento significativo de capital

Esto con respecto de distintos grupos de acciones de los que sea titular. Para abordar este plan de retribución flexible, la energética llevará a cabo una ampliación de capital que supondrá la emisión de un número máximo de 90,7 millones de acciones. El importe nominal máximo del aumento de capital asciende a 68,036 millones de euros.

No obstante, el volumen final a emitir por la compañía dependerá del número de accionistas que elijan recibir su remuneración en títulos del grupo. Como tal, se trata de la segunda edición de este sistema de dividendo opcional llamado Iberdrola Retribución Flexible, el cual es correspondiente al ejercicio 2020. Históricamente, el volumen a emitir por la compañía siempre ha superado el 80% de porcentaje de los que optan por esta opción en los últimos cuatro años.

Iberia Air Europa