El plan de Iberdrola para convertirse en una de las más grandes del mundo

La compañía energética presenta su modelo de futuro con el que creará 20.000 empleos en todo el mundo

El plan estratégico de Iberdrola hacia el futuro no podría ser mejor. Y así lo han hecho en una reciente presentación para explicar su modelo a una vista de seis años, hasta 2025. Un aspecto muy a considerar para hacer frente a la grave situación económica por la pandemia del coronavirus.

Así, la compañía energética anunció un plan de inversión histórico de 75.000 millones de euros para el período 2020-2025. Esto con el objetivo de adelantarse y aprovechar las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo.

Iberdrola prevé un beneficio neto de 5.000 millones y un Ebitda de 15.000 millones al final del periodo

El 90% de este volumen de inversión de Iberdrola será orgánico e irá dirigido a consolidar su modelo de negocio, basado en más energías renovables, más redes, más almacenamiento y más soluciones inteligentes para sus clientes. El resto, 7.000 millones de euros corresponden a la adquisición de la compañía americana PNM Resources.

Este ritmo de inversión sin precedentes representará una inversión media de 10.000 millones de euros al año, entre 2020 y 2022, y de 13.000 millones de euros anuales en el período de 2023 y 2025. Iberdrola, de Ignacio Sánchez Galán, prevé obtener un Ebitda de 15.000 millones en 2025.

Lo que supone incrementar en 5.000 millones de euros el obtenido en 2019, con un crecimiento medio anual acumulado del 7%. El beneficio neto, por su parte, se elevaría a 5.000 millones de euros, tras crecer anualmente entre un 6% y un 7%. Así, el beneficio neto se situará ese año entre 4.000 millones y 4.200 millones.

Iberdrola
Las inversiones brutas de Iberdrola se elevarán un 35% y alcanzarán los 50.000 millones

Iberdrola mantendrá como ejes de su actividad la economía social de mercado y la Agencia 2030

Cifras que hacen frente a los 3.700-3.900 millones previstos para ese año en el plan estratégico de Iberdrola 2018-2022. Las inversiones brutas se elevarán un 35% y alcanzarán los 50.000 millones. Con esto, Iberdrola también anunció la creación de cuantiosos puestos de trabajo.

Con ello prevé cerca de 20.000 nuevas contrataciones en el grupo durante el mismo periodo, donde a 2022, serán más de 10.000 contrataciones e impulsará la creación de hasta 30.000 puestos de trabajo. Asimismo, Iberdrola mantendrá como ejes de su actividad la economía social de mercado y la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, y las inversiones y las compras de bienes y servicios

Bitcoin IRPF