Humanismo digital de Bankia la careta para subir comisiones

Los usuarios y clientes se quejan que el nuevo concepto de la banca sólo les ha hecho complicaciones

El Humanismo digital de Bankia llega en un momento donde se hace más necesario que nunca. Donde la crisis sanitaria generada por la pandemia ha movilizado a un gran número de personas hacia los canales telemáticos. Así, Bankia sumó en el primer semestre del año más de 187.500 usuarios digitales.

Todo hasta alcanzar los cuatro millones. Así, la situación actual ha hecho que obligue a todos los sectores económicos a reinventarse y evolucionar. Y Bankia y su humanismo digital. No podían ser menos. Lo están haciendo, en buena medida, en base a un proceso de transformación digital.

El proceso de transformación hacia este Humanismo digital no termina de convencer

El cual, si bien ya venía teniendo un protagonismo creciente, con la pandemia ha adoptado un papel principal. Con todo, el objetivo de este Humanismo digital es el de hacer nueva forma de hacer banca para relacionarse con sus clientes para ofrecerles el apoyo que necesitan en su camino hacia la digitalización.

Sin embargo, a estas alturas de su lanzamiento parece todo lo contrario. O al menos esa es la opinión de algunos cliente sy usuarios que Bankia ha recibido en las últimas semanas. Pero precisamente para bien. Porque lo cierto es que lo que se suponía que iba a ser una ayuda, está creando más problemas.

Humanismo Digital
Los clientes se ven comprometidos ante los cambios de gestores de este Humanismo digital

La asignación de gestores no resulta beneficioso en este Humanismo digital

«Pretendemos trasladar a los clientes que los canales digitales de Bankia tienen un componente humano que maximiza el servicio y que nuestra banca digital no deja atrás a nadie”. Pero sí lo hace. Y sus clientes son los primeros afectados, como se refieren algunos que han mostrado su descontento.

«Me han quitado sin previo aviso a mi gestor de siempre y llevo cerca de un mes para que se me asignen otro», ha resaltado uno de los perjudicados por este Humanismo digital de Bankia. «De momento la única opción para hacer las gestiones que necesito es ir a la sucursal», han reiterado. Una solución nada práctica ya que esta variante tenía toda la atención contraria.

Bitcoin IRPF