Coches de hidrógeno verde el futuro de la movilidad

Los vehículos eléctricos e híbridos son un estadio intermedio a la tecnología con hidrógeno que es la apuesta de las grandes corporaciones energéticas de España

Aunque el hidrógeno no se encuentra en estado libre hay múltiples formas de obtenerlo. Además, es inagotable, tiene una relación peso/volumen muy baja, posee un rendimiento energético considerable y es un combustible de emisión cero

Si nos fijamos en el repostaje y la autonomía, el automóvil de hidrógeno tiene importantes ventajas sobre el de baterías. El tiempo de carga de combustible es el mismo que el de un automóvil de gasolina, mientras que para los de baterías hablamos de tiempos de carga entre 30 minutos y 4 horas

. El primer inconveniente es el limitado número de estaciones de servicio. El segundo, debido a los costes de producción y transporte, el precio por kilómetro del hidrógeno es más alto que el del resto de combustibles. Sobre los riesgos, el hidrógeno se utiliza con seguridad en la industria.

Los inconvenientes disminuirán progresivamente en los próximos años. Existen datos que indican que el precio de fabricación del vehículo se reduce a la mitad con producciones a gran escala. Además, los tanques de almacenaje del hidrógeno a alta presión serán sustituidos por un almacenaje a presión normal en materiales compuestos por nanoporos.

 Se abaratará la producción y el transporte de hidrógeno. Incluso podría producirse en la estación de servicio. En Japón y Corea, teniendo en cuenta los avances científico-tecnológicos que se están produciendo y en la apuesta por el hidrógeno de sus fabricantes de automóviles, ya tienen unos miles de automóviles circulando, gracias a unas mini-redes de estaciones de servicio de hidrógeno. En Europa, el eje desde los Países Nórdicos hasta Francia ha iniciado el mismo camino. ¿Hidrógeno o baterías? Ya veremos.

Bitcoin IRPF