Han de hacerse obligatorios los medidores de CO2

Un grupo de pediatras en la comunidad catalana ha soltado la idea de instalar dichos medidores para controlar la calidad del aire en espacios para realizar actividades prioritarias

El pico de la pandemia es una realidad, ómicron ha llegado y desde entonces el terror ha vuelto a ser una de las causas de discusión a todo nivel dentro del país. España una vez más vuelve a ser uno de los epicentros y por tanto se deben ejecutar estrategias de cuidado tanto de mandato como personal para evitar que el contagio termine siendo el motivo de retraso respecto a las demás naciones de la Unión Europea.

Lo que han hecho los especialistas en pediatría ha sido basarse en medidores de CO2 como el principal elemento de apoyo al momento de establecer la calidad del aire en un espacio cerrado con un número determinado de niños. Esta medida permite tener el área controlada al tiempo que se garantiza no encerrarlos y con ello afectar el proceso comunicativo y de enfoque social que es más negativo que el virus mismo.

Se está hablando de un grupo de personas en pleno proceso formativo, que al estar aislado solo reprime ciertas conductas naturales que van a servir a futuro para su entrada normal en la comunidad como ha pasado con todos los adultos de hoy en día. A eso hay que sumarle el deterioro de la salud física, al no tener o contar con actividades que estimulen su cuerpo, pues se restringe por completo la salida a parques, lugares amplios y demás zonas de esparcimiento.

Medidores CO2 en los colegios, una de las propuestas pediátricas para evitar el confinamiento

Además de los medidores de CO2 se buscan otras medidas alternativas para seguir manejando el caso sin tener que cerrar las puertas a los centros educativos

Esto se antepone a las políticas de Ustec en Catalunya, que afirma que ante esta emergencia lo mejor es cerrar indefinidamente las escuelas en Catalunya. Por eso proponen realizar test rápidos de antígenos al menos dos veces por semana para llevar un conteo y registro completo de todos los niños. También se quiere potenciar la actividad al aire libre, donde hay menor riesgo de contagio sin perder el uso de la mascarilla como el elemento primordial a la hora de ejercer sus actividades.

En cuanto a los test rápidos se estrecha el concepto cuando se trata de casos cercanos con contagios para establecer un ambiente de confianza. Por lo pronto esta población sigue sin tener derecho a tomar decisiones por sí solos, y el deber de los mayores es garantizarles el derecho a recibir una educación completa y de la más alta calidad. Eso sin contar los efectos económicos, ya que el Govern sigue consumando su idea de dar baja no remunerada a los padres que deban confinar a sus hijos.