Greenpeace destapa las mentiras del reciclaje Ecoembes

La ambientalista pone sobre la mesa la realidad de la asociación de la sostenibilidad

Nuevo rapapolvo al reciclaje Ecoembes, y esta vez llega desde Greenpeace, la ONG ambientalista. La misma ha publicado los datos de reciclaje de envases y las cifras son demoledoras: Ecoembes solo recicla el 25% de los envases ligeros, los depositados en el contenedor amarillo.

Esto es según se desprende de diversos informes autonómicos del reciclaje Ecoembes. En él figuran los de las Islas Baleares, Andalucía o el de la Comunidad de Madrid como los más perjudiciales. En este aspecto ha sido la propia Greenpeace quien ha rescatado un plan contra el reciclaje Ecoembes.

El reciclaje Ecomebes está en el punto de mira de Greenpeace

Esto viene en pleno retroceso en la lucha contra el plástico de un solo uso por la Covid-19. En el cual Greenpeace España presentó recientemente el informe Ecoembes miente: Desmontando los engaños de la gestión de residuos de envases domésticos.

Este sirve para evidenciar las deficiencias de un sistema de gestión que, desde su implantación hace dos décadas, no ha conseguido poner fin a la avalancha plástica. Cuando una empresa pone en el mercado un envase doméstico, lo hace imprimiendo un punto verde.

Lo que significa que se ha pagado un porcentaje para que el reciclaje Ecoembes recupere y recicle ese envase. Sin embargo, de todos los envases de plástico que la ciudadanía compra, Ecoembes apenas recupera y recicla en su contenedor amarillo el 25%, pasando el resto a contaminar el medioambiente.

reciclaje Ecomebes
La mala gestión del reciclaje Ecomebes que Greenpeace delata hacia su beneficio empresarial

Greenpeace denuncia el reciclaje Ecomebes e insta a firmar para exigir una gestión hacia el medio ambiente

Greenpeace denuncia así que el reciclaje Ecomebes obtiene sus ingresos de los envases consumidos y desechados. Así que, cuantos más envases de usar y tirar se produzcan, más aumenta su negocio. El resto acaba enterrado en vertederos, exportado a otros países con menos recursos, arrojado a nuestros campos y mares o incinerado, generando grandes cantidades de CO2.

Para evidenciar el problema medioambiental que supone Ecoembes, Greenpeace ha realizado una investigación en terreno para denunciar algunos graves fallos del sistema. Por su parte, desde Greenpeace instan a firmar para exigir la puesta en marcha de un sistema de gestión de residuos que prime el medio ambiente, no el beneficio empresarial.

BBVA y Sabadell