Gobierno Sánchez prohíbe por ley las amnistías fiscales

El Consejo de Ministros ha contado con la aprobación del anteproyecto de ley contra el fraude fiscal en nuestro país

En su última proposición de Ley, el Gobierno Sánchez, de la mano del Consejo de ministros, celebró el pasado martes la aprobación del anteproyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal que recoge una serie de iniciativas para combatir las prácticas elusorias en el ámbito tributario. Entre ellas contra las amnistías fiscales.

Es así que el Gobierno y, en particular, el Ministerio de Hacienda, consideran prioritaria la lucha contra el fraude fiscal, poniendo en valor que no hay justicia social si algunos pretenden eludir sus responsabilidades, generando en consecuencia competencia desleal y un deterioro para el Tesoro Público.

Se prohíben las amnistías fiscales y su doble uso para llevar una doble contabilidad

Esto tornándose también como una situación más grave si cabe en estos tiempos de pandemia provocados por el coronavirus y sus consecuencias sanitarias, económicas y sociales. Allí se mantiene como principal medida la prohibición de amnistías fiscales y del «software» de doble uso que permite llevar una doble contabilidad.

Así como un mayor control de las criptodivisas y la limitación del uso de efectivo. La norma, con la que espera recaudar 800 millones de euros al año, ha superado todos los tramites consultivos y ya pasó por el Consejo de Ministros en octubre de 2018, pero la inestabilidad política que dio lugar a celebrar elecciones anticipadas impidió su tramitación parlamentaria.

amnsitías fiscales
Las amnsitías fiscales buscarán intensificar la labor de la Agencia Tributaria

Con esta ley no se volverá a perdonar a los incumplidores

Por su parte, con esta prohibición de las amnsistías fiscales en nuestro país se busca intensificar la labor que viene haciendo la Agencia Tributaria, que el año pasado consiguió ingresar 15.715 millones de euros, es decir, un 4,1% más respecto al ejercicio anterior, gracias a la lucha contra la elusión fiscal.

De la misma forma, el Gobierno Sánchez también observa el haber decidido bajar el umbral de deuda tributaria de un millón a 600.000 euros para aparecer en la lista de morosos que publica la Agencia Tributaria, con el fin de agilizar el pago de la deuda. Con lo que no se volverá «a perdonar a los incumplidores» a través de regularizaciones de las que habitualmente se benefician grandes fortunas y grandes contribuyentes.

inflación

Deja un comentario