Gobierno Sánchez niega las ayudas a los bares zombi

El sector de la hostelería y bares se muestran profundamente afectados por las divergencias del Ejectutivo sobre sus ayudas

Las divergencias en el seno del Gobierno Sánchez, formado por PSOE y Unidas Podemos, parecen estar detrás del nuevo aplazamiento de la aprobación de un plan de choque para aliviar a los sectores más perjudicados por la crisis sanitaria. Entre ellos, el de la hostelería y bares, que ya da por perdida la campaña de Navidad.

Un período en el que se juega 11.000 millones de euros. Han pasado cuatro semanas desde el anuncio del presidente de un plan de choque para la hostelería, el comercio y el turismo. Sin embargo, su aprobación vuelve a desplazarse en la agenda del Consejo de Ministros, pese a que el asunto está siendo debatido.

Los bares ya dan por perdida la campaña de Navidad mientras el Gobierno Sánchez no aclara las ayudas a repartir

Mientras, y con el sector hostelero y los bares produndamente afectados, la inquietud crece entre los empresarios, el ocio, el transporte, el turismo y el comercio. En el seno del Gobierno Sánchez se han sucedido los debates sobre el tema, desde antes incluso de la promesa del presidente.

De hecho, se han organizado reuniones de una parte del Ejecutivo, los ministros del equipo económico para discutir las medidas que adoptar sin que, por ahora, se haya alcanzado el pacto definitivo. Por la otra parte, especialmente desde los autónomos que representan a los hosteleros más pequeños, se plantea la posibilidad de que las ayudas sean a título individual.

Esto al igual que se ha hecho con los trabajadores en ERTE . Así, si finalmente no abre el negocio no estarían obligados a devolver las ayudas del Gobiero Sánchez que recibirían para afrontar las medidas restrictivas que muchas comunidades autónomas están adoptando con la hostelería para evitar los contagios.

También los hosteleros consideran incomprensible la posición del Gobierno Sánchez. Recuerdan que restaurantes, bares y cafeterías em­plean a 1,7 millones de trabajadores en España y facturaron el año pasado 123.612 millones de euros, que en términos de la riqueza del país supone un 6,2%.

Gobierno Sánchez bares
Se perderán 1,1 millones de empleos sin las ayudas del Gobierno Sánchez a los bares

El sector asegura que sin las ayudas del Gobierno Sánchez cerrarán 100.000 establecimientos

Aseguran que sin ayudas cerrarán 100.000 establecimientos, ya lo han hecho 65.000, y se perderán 1,1 millones de empleos. En caso de establecer estas ayudas sociales a fondo perdido, existen dudas sobre su tramitación. Si se establecen en función de la facturación, tal como lo ha aprobado Alemania, que abona el equivalente al 75% de la facturación, la fórmula del Gobierno Sánchez frente a los bares pasa por basarse en el Impuesto de Sociedades o en el IRPF.

Esto en el lugar de los autónomos que determinan el volumen de ingresos del pasado año. Sin embargo, muchos de estos negocios tributan por el sistema de módulos, lo que aporta una radiografía inexacta de los ingresos de cada local subvencionado. Otro punto de fricción dentro del Ejecutivo es si esas ayudas deberían devolverse para evitar apuntalar empresas zombies sin viabilidad.

Bitcoin IRPF