Glovo obligado a pagar 35 millones tras inspección de trabajo sorpresa

La empresa de reparto a domicilio ha sido dada a liquidar una deuda referida a la situación de sus trabajodores

Una nueva tormenta se posiciona en contra de Glovo. Porque más allá de sus problemas en cuanto a la condición de trabajo de sus repartidores como falsos autónomos, ahora se ha resuelto una nueva flaqueza. La misma está relacionada con la Seguridad Social y que ha sido descubierta por Inspección de Trabajo.

En este aspecto, Inspección de Trabajo ha dado de alta como trabajadores a 20.000 repartidores falsos autónomos de Glovo el año pasado y en lo que llevamos de 2020, como apuntan las informaciones. Pero, esto no ha hecho más que incentivar la deuda correspondiente a la autoridad laboral.

Inspección de Trabajo llama a Glovo por las cotizaciones impagadas a la Seguridad Social

Tanto es así que Inspección de Trabajo reclama ahora a Glovo un total de 35 millones de euros por las cotizaciones impagadas a la Seguridad Social de estos trabajadores. En concreto, la Inspección ha llevado a cabo un total de 30 actuaciones.

Por las que se solicitan las cotizaciones impagas de estos trabajadores considerados falsos autónomos. Las actuaciones responden, por un lado, a denuncias de las organizaciones sindicales y, por otro, a actuaciones de oficio de la propia Inspección de Trabajo, como se han referido.

Esto es resultado de un conjunto de inspecciones llevadas a cabo en ocho provincias españolas, tales como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga, Granada, Asturias, Baleares, entre otroas. Sin embargo, hay otras 10 que ya han mostrado su búsqueda en este fraude laboral por Glovo.

Glovo
Inspección de trabajo ya ha dado de alta a más de 20.000 trabajadores de Glovo

La justicia también concluye que el modelo laboral de Glovo es fraudulento

Junto a las actas de la Inspección laboral, la justicia también ha concluido en varias ocasiones que el modelo laboral de Glovo es fraudulento. Desde Glovo se limitan a decir que «las actas de la Seguridad Social no son firmes y recordamos que ningún juez ha dictaminado que los repartidores son empleados».

Esta medida llega un mes después de que el Tribunal Supremo declarara por primera vez que la relación existente entre un repartidor y Glovo tiene naturaleza laboral y que los riders son falsos autónomos. El Supremo también falló en esa dirección tras determinar que la empresa no es una mera intermediaria.

Leroy Merlín

Deja un comentario