Glovo multiplica su red de almacenes urbanos en España

Una apuesta de la plataforma de reparto a domicilio en pro de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo

Glovo ha vuelto a posicionarse a favor de impulsar su estrategia en la entrega de productos de supermercado y de otros artículos de consumo. Hablamos ahora de un fondo inmobiliario suizo, Stonewag, donde la plataforma de reparto a domicilio acaba de alcanzar un acuerdo.

Esto para sumar nuevos dark stores, almacenes urbanos que permiten a la compañía gestionar los productos más cerca de su clientela y recortar así los tiempos de entrega a 30 minutos. Según el comunicado, Stoneweg invertirá 100 millones de euros para comprar y reformar almacenes a medida de las necesidades de Glovo.

Las dark store para Glovo como diferentes propiedades inmobiliarias en mercados clave

Quien los alquilará a medio o largo plazo. El foco estará puesto en cuatro mercados clave y algunos países de Europa del Este. Con ello, así, multiplicará su red de almacenes urbanos en España y otros países europeos para realizar entregas ultrarrápidas.

La plataforma tecnológica española de entrega de cualquier producto a domicilio impulsará así su división de entregas inmediatas (Quick Commerce) apenas dos meses después de crearla. En este primer año, el plan contempla pasar de 18 a 100 almacenes.

Actualmente, la start-up cuenta con este tipo de espacios en Barcelona, Madrid, Lisboa y Milán. En un inicio, sumará ciudades como Sevilla, Valencia, Zaragoza u Oporto. En lo que se refiere a Stonewag, ésta consigue diversificar sus inversiones con una nueva clase de activo comercial en auge.

Glovo
Estos almacenes urbanos permiten a la compañía de Glovo gestionar los productos más cerca de su clientela

Esta estrategia con Stonewag impulsa la vía Q-commerce que persigue Glovo

Por su parte, el acuerdo contempla que sean los locales serán principalmente almacenes para productos de supermercado que se distribuyen a través de Glovo Market. Estos ubicados en las ubicaciones de España, Portugal, Italia y Rumanía y otros puntos de Europa del Este, pero no hay un calendario prefijado de inversión.

Con esta inyección de capital, Stoneweg da un paso hacia la diversificación de sus inversiones inmobiliarias que en la capital se han centrado en varios proyectos de lujo y en uno de los proyectos inmobiliarios más ambiciosos de Madrid: Skyline. Dos torres residenciales de 300 viviendas cada una y 25 plantas, con precios de partida de 300.000 euros y hasta unos 800.000 euros.

Feria virtual pisos