Expertos anuncian el fin de Amazon por tres descuidos imperdonables

La tienda online podría verse sumamente afectada y obligada a echar el cierre si no da la vuelta a algunas situaciones

El comercio electrónico de Amazon podría desaparecer tal y conocemos. O al menos así lo indica Doug Stephens, junto a otros expertos, que indican que el fin de la tienda de los sinfín de artículos y productos podría tener los días contados. Una observación que viene observada por tres rasgos fundamentales.

Los cuales darían lugar a diversos fallos que provocarían el cierre de este catálogo online. Estos expertos, con Stephen a la cabeza, apuntan directamente a la manera de operar como el error que le podría costar caro a la de Jeff Bezos. Centrarse exclusivamente en la venta online, no prestar suficiente atención a los clientes o no preocuparse por la imagen

La de Amazon sólo presta un servicio de venta online

Especialmente con su compra online, Amazon mantiene uno de sus problemas. Y es que, realmente, adquirir sus productos sólo es posible si lo hacemos por internet, una gran desventaja con respecto a otros competidores, de los cuales algunos ya están elaborando maneras para que sea también mediante puestos físicos.

Por tanto, los usuarios no solo compran porque quieran los productos lo más rápido posible, sino que quieren salir de casa, poder tocarlos y compararlos entre sí, probar cosas nuevas o inspirarse, como indica Doug Stephens al respecto de Amazon. En lo que, centrarse solo en estructuras como el envoltorio puede afectar de manera considerable a esta.

Amazon
Amazon puede arrastrar factores de riesgo que afectarían de cara al futuro

La atención a los clientes o el poco cuidado de su imagen son rasgos que perjudicarán a Amazon

También lo vemos en que, bajo la observación de Doug y otros expertos, Amazon no presta la suficiente atención a sus clientes como debería. Es más, su fin sería provocado, en todo caso, porque a menudo la tienda online no tiene el tacto necesario que debería haber entre comprador y vendedor.

Estas vienen de cara a otras estrategias que tampoco serían sostenibles, como es la de no preocuparse, en absoluto, por cuidar su imagen. Es más, el mismo experto señala que esto es un factor de riesgo para comercios electrónicos como el de Amazon. Aquí se hacen eco de que algunos no reciben el buen trato que deberían por parte de la compañía. Esto es, principalmente, a la presión que ejercen sobre ellos y sus medidas de austeridad.