Facturación 2 veces de Vodafone se pierde en el limbo de las reclamaciones

Un cliente se queja amargamente de la irresponsabilidad de la compañía a la hora de pasar la minuta

La vorágine en la que se ha visto envuelta la sociedad, lleva a empresas gigantes como puede ser Vodafone a ir a matacaballo en su afán de ser el mejor. Porque a nivel empresarial la competencia es bestial y en la era de internet, del 5G y de los teléfonos de alta generación, la competencia es feroz. Por ello son habituales las campañas agresivas, las ofertas enormes que luego resultan menores y un sinfín de rrores en muchísimas gestiones.

Tenemos el clásico error de no compartir información entre departamentos. Muchas veces llamamos a un teléfono de Vodafone y queremos notificar una incidencia. No hablemos ya de lo complicado que resulta explicar lo que nos pasa, porque antes nos piden un sinfín de datos. Pero cuando conseguimos explicarnos, nos cambian a otro departamento. Y ahí es necesario comenzar de cero.

Vodafone
Los clientes creen que no se cumplen con las condiciones acordadas de Vodafone

Los problemas de Vodafone

Vodafone tiene bastantes problemas para su correcto funcionamiento. Por un lado esa poca comunicación entre departamentos. Por otro, los bajos sueldos de sus empleados, que cobran jugosos bonus cuando realizan el alta de un nuevo cliente. Es decir, por hacer su trabajo les pagan poco, pero los bonus son elevados.

Esto se traduce en que a los que ya son clientes se les tiene menos interés. Porque por atenderlos cobran muy poco en relación al tiempo invertido. Y se lanzan a llamar a todo el mundo posible con la esperanza de venderles algún producto. Y a veces los clientes estallan.

Reclamaciones que no surten efecto

Es lo que le sucedió a uno de sus clientes. Usuario de Vodafone descontento, que se quejó amargamente a través de las redes sociales. Resulta que llevaba varios meses pagando sus factoras correctamente hasta que de repente le llegó un mes una factura de 228 euros.

Lo más sorprendente es que en el concepto ponía que se le estaba cobrando por la facturación de los meses anteriores, que ya habían sido abonados. El cliente no daba crédito y se puso inmediatamente en contacto con Vodafone. Muchas reclamaciones, pero todavía no le ofrecen una solución.

digitalización

Deja un comentario