Expectativas de precio de la vivienda en 2022

Tras un fuerte análisis, se ha concluido que el siguiente año será uno de los mejores en este campo pese a la crisis impuesta por la pandemia

La vivienda es un sector económico que tiene tendencias muy anunciadas según las cuentas realizadas por Colliers, que es un grupo inmobiliario que ha realizado un estricto análisis porcentual en relación a ventas en el pasado. Ellos han puesto en marcha su estudio y llegado a la conclusión que año 2021 va a cerrar con un crecimiento de entre un 1% y 2% en relación al ejercicio anterior, tanto en las opciones de compra de vivienda nueva como en vivienda de segunda mano.

Este análisis se da en torno a las tendencias de venta de la compañía, y unas respuestas lógicas de la gente que va recibiendo estímulos dependiendo la zona de estudio. Para Antonio de la Fuente, Managing Director’ de ‘Corporate Finance’ en Colliers, este tema tiende a seguir creciendo en 2022. Allí los incrementos en los precios podrían estirarse entre un 5 y un 10%, sobre todo en vivienda nueva, que es el modelo elegido por la gran mayoría.

Las zonas marcan tendencia, siendo: BarcelonaMadrid, Islas BalearesValenciaAlicante y Málaga las más solicitadas a la fecha. Dichos comportamientos serán la continuidad respecto a 2021 que fue dentro de todo un año positivo para el sector. Desde 2008 no se veía una curva ascendente de ese tamaño, llegando a la asombrosa suma de 63,7% superior en operaciones respecto a 2020 y un 10,7 en 2019. A eso hay que adicionarle que ese porcentaje responde a un 44,9% positivo en vivienda nueva en 2020, y un 23,9% positivo en la misma línea.

pisos turísticos
El mercado de la vivienda tiende a seguir al alza, según proyecciones de una compañía especializada para 2022

Las tendencias muestran hacía dónde debe haber centralización de esfuerzos empresariales

No obstante el mercado de segunda mano no para de mostrar elevaciones sustanciales. En ese mismo ejercicio el incremento fue del 66,2% en el 2020 y del pobre 9,3% positivo en 2019. Lo va dejando la claridad hacía donde se inclinan los compradores, más que nada por los valores y el estado general del inmueble. Eso se traduce en términos globales, que esperan cerrar el 2021 con al rededor de 640.000 nuevas transacciones de las cuales 75.000 serán destinadas a compras de vivienda nueva, y 565.000 de usadas.

Madrid en la comunidad que mayor margen de ventas centraliza con un 21% de incremento, seguido de Málaga con un 8,9% y sorprendentemente Barcelona está tercero con un 8,3%. En mercados de segunda mano vuelve al trono Madrid con promedios altos de un 12,9% de incremento en valores, vigilado de cerca por Barcelona con un 10,7% y Alicante con un 6,4%. Valores que al tiempo dejan ver el crecimiento en compras de extranjería, que es un mercado al que no se le puede dar la espalda. Interesante.