La estafa de los falsos revisores de instalaciones de gas

Las víctimas recibieron llamadas en sus domicilios donde se les advertían que debían realizar una revisión

La pasada semana, la Policía comenzó varias investigaciones con dos presuntas estafas cometidas por falsos revisores de instalaciones de gas. Esto de una empresa que cobró a dos vecinos de la zona de Pontevedra más de 600 euros por presuntas revisiones y modificaciones en sus instalaciones.

Todo viene a raíz de las víctimas, quienes recibieron una llamada en sus domicilios en la que se les advertía que debían realizar una revisión de la instalación de gas, y que un técnico pasaría por sus domicilios. Lo que no sabían es que se iban a enfrentar a fraudes por falsos revisores de gas.

Los falsos revisores solicitaron el pago de 357 y 297 euros por las dos revisiones de gas

En un caso, el falso crítico, un joven de unos 30 años y vestido con ropa de trabajo negra, solicitó el pago de 357,77 euros por el supuesto cambio de tres válvulas que estaban «defectuosas». Mientras que en el segundo caso, exigió el pago de 297,27 euros por un supuesto cambio de válvulas en la caldera para «evitar una presión excesiva».

En ambos casos el método fue el mismo: presentarse en un domicilio particular, tras haber realizado una llamada previa y comunicarle al propietario de la vivienda que es pertinente llevar a cabo una revisión de la instalación del gas y que alguien pasaría a efectuarla.

falsos revisores
Las alertas de los falsos revisores de gas son frecuentes en otoño

Las víctimas de estos falsos revisores suelen ser personas mayores

A raíz de estas denuncias los agentes de la Policía están llevando a cabo las pesquisas para tratar de averiguar la identidad de los dos casos de falsos revisores, donde las primeras averiguaciones indican que podría tratarse de la misma persona, como analizaron los agentes.

Más allá de que en estos dos casos de falsos revisores tuvieran que ver en Pontevedra, lo cierto es que podrían seguir dándose en otros puntos de España por las frías temperaturas. En esas, la policía ha pedido extrema precaución frente a este tipo de estafas y ha recordado que los falsos revisores suelen elegir como víctimas a personas mayores, que viven solas y en entornos rurales. La empresa que presuntamente estaría haciendo la revisión negó haber enviado a técnicos por esa zona.

Zeeman