El precio de la vivienda solo sube en la España vaciada

El aquilar o comprar una vivienda sigue en caída en numerosas regiones de esta denominada zona interior

El precio de la vivienda va en declive desde el verano por la crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19. Aunque lo cierto es que, hasta el momento, la España vaciada es la que más lo está sufriendo. Un contraste que no se asemeja lo anunciado en los primeros compases del confinamiento.

Donde fueron muchos los que vaticinaron un hundimiento del valor de los pisos y la vivienda. Pero lo cierto es que la caída sólo es notoria en estos instantes en la conocida como España vaciada. Teniendo en cuenta los cambios en las preferencias de los usuarios, los cambios que ha producido la demanda muestran como la vivienda sigue escalando.

En la España vaciada el precio de la vivienda sigue creciendo

Donde ahí pueden jugar un papel inesperado a la hora de conseguir preservar el interés inmobiliario por la España vaciada. Todo por frenar la despoblación que venía registrando durante las últimas décadas. De hecho, la pandemia ha acentuado la oferta inmobiliaria de las regiones con menos interés residencial.

Entre las que destaca a Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia y La Rioja. En el mismo estudio sobre este precio de la vivienda y la España vaciada, se evidencia que la idea de que estamos próximos a una nueva burbuja inmobiliaria pierde fuerza por primera vez en cuatro años entre los españoles.

De hecho, en estas provincias los precios de la vivienda de alquiler todavía están subiendo significativamente. Como por ejemplo Ávila. Que incrementa el precio un 9% intetanual. Estas subidas ya nos las detectamos en ciudades como Madrid o Barcelona, donde los precios están empezando a crecer menos.

España vaciada vivienda
Continúa cayendo la oferta inmobiliaria de la vivienda en la España vaciada desde marzo

La oferta inmobiliaria de la vivienda también continúa cayendo en la España vaciada

E incluso en Barcelona estamos empezando a detectar leves caídas con respecto a otros años en el mismo periodo. Como consecuencia, los precios entre regiones y la España vaciada divergen. Y se está acentuando la brecha entre las provincias más caras y las más baratas.

Así, las provincias líderes (donde más ha crecido el precio de la vivienda) ya eran de las más caras en años como el de 2014. En cambio, el grupo de las seguidoras y las que están arrancando están compuestos por las provincias con el precio más bajo (tanto en 2014 como en 2019), con las notables excepciones de Vizcaya y Guipúzcoa. Así, la oferta inmobiliaria también sigue cayendo desde marzo en esta España vaciada.

Feria virtual pisos