España sufre el doble que el resto del mundo el fraude digital

Las empresas ceden la presión a las personas individuales, presos de mayores ataques con la excusa del covid-19

Las empresas tuvieron un respiro durante el confinamiento con motivo del coronavirus. Hablamos de ciberseguridad. Y es que los ciberdelincuentes redujeron su actividad contras las grandes organizaciones, para centrarse en los usuarios finales. Es decir, en las personas particulares, a los que abordaban con alguna excusa relacionada con el virus. Se han puesto de moda una serie de prácticas que se conoce como fraude digital.

Este incremento de las tasas de fraude digital se refleja en un estudio de la organización internacional de análisis e información, TransUnion. Las conclusiones se sacan de millones de transacciones analizadas en todo el mundo en más de 40.000 páginas web y apps protegidas por las soluciones de prevención de fraude de TransUnion.

Fraude digital
España sufre en exceso el fraude digital

España sufre más que nadie

El estudio concluye que las transacciones fraudulentas llevadas a cabo en España disminuyeron un 35% entre el inicio de la pandemia y el fin del confinamiento. Sin embargo, a pesar de ese descenso, el fraude que se llevó a cabo en España en la desescalada fue un 95 por ciento superior al de la media mundial y aproximadamente de un 45% mayor que el de la media europea.

«Hemos vivido unos meses de incertidumbre y muchas empresas se han visto forzadas a transformar sus negocios para tener visibilidad online sin tomar las precauciones necesarias muchas veces y esto lo han sabido aprovechar los delincuentes», explicaba el director de TransUnion en España.

El fraude ataca a los consumidores

El estudio de TransUnion también indica que a nivel mundial, las transacciones fraudulentas contras empresas descendieron un 9 por ciento. Por el contrario, en ese mismo periodo de pandemia, entre fase 1 y fase 2, se observa que las estafas que tuvieron como víctimas a los consumidores crecieron un 10 por ciento.

Esto se debe a que comenzó a ser más sencillo dirigirse directamente a consumidores con alguna excusa del Covid-19. Mediante SMS, correo electrónico o como fuera, llegaban mensajes pidiendo algún tipo de dato con alguna excusa del coronavirus. Era una forma muy sencilla de conseguir resultados inmediatos.

BBVA Bitcoin

Deja un comentario