España se juega €10.000 millones del Mundial de fútbol 2030 con el desafío de Rubiales

La polémica alrededor de Luis Rubiales podría ensombrecer el objetivo de España de coorganizar el Mundial 2030, pero más allá de las controversias, los impactos económicos proyectados para el país son significativos.

El Futuro Económico de España

El Mundial 2030 representa una oportunidad económica sin precedentes para España. Con la posibilidad de ingresar más de 10.000 millones de euros, el torneo es visto como un motor económico en potencia. La proyección, basada en un Real Decreto del 2022, establece una subvención de 7,5 millones a la RFEF, apoyada por el Consejo Superior de Deportes, para iniciar los preparativos.

El compromiso del Gobierno con el Mundial va más allá de simples números. Se considera un evento que fortalece la imagen internacional de España y fomenta la unidad entre sus ciudadanos. La equidad, dedicación y trabajo en equipo son valores del deporte que se espera resaltar con el Mundial.

Marruecos: El Nuevo Integrante

Con la reciente incorporación de Marruecos en lugar de Ucrania, la candidatura adquiere un carácter intercontinental. A pesar de los retos que supone el cambio, como las implicaciones del blanqueo de capitales de Andriy Pavelko, la unión de España, Portugal y Marruecos presenta una propuesta fuerte y competitiva frente a la de Uruguay, Argentina, Chile y Paraguay.

Los Beneficios Macro

España espera grandes retornos con la coorganización del torneo. Por cada millón invertido en la organización, se prevé la creación de 78 empleos en el país. Estas cifras se traducen en un potencial de 5.120 millones para el PIB y la generación de 82.513 empleos.

Adicionalmente, se espera que los visitantes del Mundial gasten más de 5.500 millones de euros, beneficiando a todo el territorio nacional. Esta cifra, sumada a la proyección inicial, apunta a una ganancia total de más de 10.000 millones, un retorno de 4,28 euros por cada euro invertido en la organización.

Una Inversión Necesaria

España, para alinearse con las potencias futbolísticas, necesita invertir en infraestructura. El Gobierno anticipa una inversión de 750 millones de euros en infraestructuras deportivas y 683,2 millones en organización. Esta cifra, aunque parece alta, es solo el inicio. Si se observan los gastos de anteriores mundiales, se estima que la inversión podría ser mucho mayor.

El Costo de la Polémica

La conducta de Rubiales ha dejado una mancha en la imagen del deporte español. Víctor Francos, presidente del CSD, lo reconoció abiertamente, haciendo referencia al comportamiento inaceptable del presidente de la RFEF. Las acciones de Rubiales han llevado a la FIFA a abrir un “procedimiento disciplinario” contra él. Este tipo de situaciones, más allá de las consecuencias inmediatas, pueden jugar en contra de la candidatura española.

¿Qué Exige la FIFA?

Mientras la FIFA se prepara para lanzar el reglamento del Mundial 2030, ya se conoce que, entre otros requisitos, se necesitarán 14 estadios con una capacidad mínima de 40.000 espectadores. Además, hay exigencias relacionadas con la prevención del acoso y el abuso sexual.

Conclusión

El Mundial 2030 es una oportunidad única para España. Más allá de los beneficios económicos, es una chance de mostrar al mundo la capacidad organizativa y la pasión futbolística del país. Sin embargo, es esencial que se tomen decisiones acertadas y se eviten polémicas que puedan comprometer la candidatura.

turismo españa