Empleado que lleva 15 años de baja exige un aumento de salario a su empresa

Un caso de denuncia inusual en el ámbito laboral

En una situación excepcional, un trabajador que lleva 15 años de baja por enfermedad ha llevado a su empresa a los tribunales por no recibir un aumento salarial durante ese tiempo. Según el trabajador, este hecho constituiría una «discriminación por discapacidad». Esta situación ha generado la división de opiniones dentro de la compañía.

El empleado, Ian Clifford, pertenece a la empresa tecnológica IBM y ha estado de baja por enfermedad durante los últimos 15 años. Durante este período, su salario no experimentó ninguna modificación, lo que le llevó a denunciar a su empresa por considerar que estaba siendo víctima de discriminación.

Subida salarial entre trabajadores de baja

El plan de salud y sus condiciones

Clifford se encuentra sujeto a un plan de salud de IBM, lo que significa que recibe más de 54.000 libras (alrededor de 61.500 euros) al año. Este plan de salud garantiza el cobro de dicha cantidad hasta que Clifford cumpla 65 años. Sin embargo, el empleado argumentó que el plan de salud «no era lo suficientemente generoso» porque su salario disminuye con el tiempo debido a la inflación.

Clifford presentó su primera baja por enfermedad en septiembre de 2008, manteniéndose en esa situación hasta 2013. En ese momento, presentó una queja, tras la cual IBM le ofreció un acuerdo. En este acuerdo se incluyó al empleado en el plan de discapacidad de la empresa, lo que significaba que no podía ser despedido ni tenía la obligación de trabajar.

Las condiciones del plan de discapacidad de la empresa

Según el plan de discapacidad de IBM, los empleados tienen el «derecho», hasta su recuperación, jubilación o muerte, de recibir el 75% de las ganancias acordadas. En el caso de Clifford, su salario pactado fue de 72.037 libras (casi 82.000 euros), por lo que a partir de 2013 comenzó a cobrar alrededor de 61.500 euros anuales tras descontar el 25%. Pese a las condiciones del plan de discapacidad, en febrero de 2022, Clifford llevó a IBM a un tribunal laboral por una supuesta discriminación por discapacidad. 

Según el empleado, el plan de la empresa no brindaba suficiente seguridad a los empleados que no podían trabajar si los pagos se congelaban indefinidamente. Sin embargo, el tribunal laboral desestimó la demanda de Clifford. El juez Paul Housego concluyó que el empleado había recibido un «beneficio muy sustancial» y un «trato favorable». Según el juez, el hecho de que los empleados activos pudieran recibir aumentos salariales y los inactivos no, no constituía una discriminación por discapacidad.

jóvenes salarios