Emisarios del rey Juan Carlos preguntan en Hacienda de «cuánto estamos hablando»

El ex-monarca está tratando de resolver sus problemas con la Agencia Tributaria con la clara intención de volver a España

Cuando se cumplen cuatro meses de la marcha del rey Juan Carlos a Abu Dhabi como consecuencia de una serie de escándalos que han puesto en jaque su hacer durante su reinado, el emérito ha tomado una determinación cuyo objetivo es volver a España cuanto antes. Sin embargo, lo que más le pesa al Borbón son sus problemas con Hacienda.

Porque más allá de que se destriparan en los últimos meses toda clase de tejemanejes del rey Juan Carlos durante sus años como Jefe de Estado, una de las controversias más importantes fue su fraude a Hacienda durante los tres grandes ejercicios del 2016 hasta el 2018, donde se destapó que el ex-monarca lo habría hecho por cifras bastante superiores a los 120.000 euros.

El rey Juan Carlos busca resolver su líos con Hacienda tras sus escándalos

Esos 120.000 es la máxima permitida por ejercicio. En cantidades superiores el fisco debe iniciar un expediente sancionador por fraude. Es de esta manera, que en su idea de volver a España, el rey Juan Carlos habría presentado una propuesta para proceder a una regularización fiscal.

Una propuesta llevada a cabo por los emisarios del emérito que habrían preguntado en la misma Agencia Tributaria acerca de cuánto sería la cantidad para que el padre de Felipe VI pueda resolver sus cuantiosos problemas con el fisco español. En este caso, sus abogados trasladarían al Gobierno un escrito y será Hacienda quien deba responder.

rey Juan Carlos
El rey Juan Carlos busca solucionar sus problemas con Hacienda

Proceder a una parte de la deuda para cerrar por completo sus problemas con el fisco

Por otra parte, el rey emérito aún puede acogerse a la regularización fiscal. Eso sí, se estima que tendría que hacerlo pagando al menos un 70% de los ingresos no declarados llegado el caso. En su lugar, así como el ex-monarca habría mandado a sus emisarios para solicitar cuánto sería a proceder, lo cierto es que lo que busca no es amortizar la deuda…

Sino más bien presentar una cantidad para resolver esta manera lo más fácil y silenciosa posible. Esto en caso de que Hacienda tenga a bien aceptar la petición del emérito y desvelar así cuál sería el importe a pagar o, por el contrario, pide más explicaciones. En este caso, al no haber expediente sancionador (por el momento) tampoco la Fiscalía ha presentado una querella por delito fiscal contra el rey Juan Carlos.

Tras reunirse con Hacienda, finalmente parece que el rey emérito abonará una cifra en torno a los 678.000 euros. Una cantidad desorbitada para cualquiera, pero irrisoria para alguien que amasa una fortuna de más de 1500 millones de euros. Pero quien hace la ley, hace la trampa.

Johnson vacuna