El SEPE convoca casi 1000 nuevas plazas de empleo

Trabajando en conjunto con las entidades sindicales se llega a una cifra importante extraordinaria a través de una reunión gestada el día de ayer

Para muchos, esta puede ser una noticia muy importante si se tiene en cuenta la alta necesidad y demanda de empleos en el cierre de 2021. Por eso, el consejo de ministros ha aprobado a través de una plenaria que el SEPE abra convocatorias para la asignación de 926 nuevas plazas de empleo que están destinadas a ciertos detalles puntuales. El Servicio Público de Empleo Estatal ha venido trabajando con el Ministerio de Hacienda y Función Pública en aras de sellar el acuerdo y definir los parámetros que se nota con la indicación de este paso.

En efecto con estos casi 1000 empleos, se pretende aumentar en un 10% la plantilla con la que cuenta en este instante la dependencia, que ha visto disminuida su ejecución desde el año 2009 y se ha agravado en el 2020 a partir de la crisis por la COVID19. La Administración General del Estado y organizaciones sindicales CCOO, UGT gestaron este tema en conjunto con la Confederación Intersindical Galega (CIG), que ya se puede notar a través de sus canales de información.

Son en general 192 ofertas que responden al Cuerpo de Gestión de la Administración Civil del Estado, mientras las restantes 734 van para el cuerpo General Administrativo de la Administración del Estado. Todo este boom está marcado por las reformas estructurales que pretende imponer el SEPE, y de paso colaborar en unas políticas de empleo venidas a menos. Un paso al frente en aumento del 20% sumando las 373 personas que han firmado un contrato por la oferta de empleo público y las 250 que responden al efecto de interinos.

SEPE
El CEPE abre convocatorias para emplear a casi 1000 personas en el cierre del 2021

Para un sector la oferta de empleo del SEPE sigue siendo insuficiente

Por parte de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), este tipo de esfuerzos más allá de loables, sigue siendo o respondiendo a un intento fallido por reestructurar el sistema. Esos cupos son insuficientes y a duras penas da para poner sobre cada oficina un funcionario de atención al público, que es insuficiente bajo todo punto de vista. En total exigen abrir 3.500 plazas, y condicionar el equilibrio de las pérdidas pasadas.

Además se debe tener en cuenta que solo en el 2020 se han registrado 430 bajas por jubilaciones y por estado vegetativo, cifra que además tiene toda la pinta de repetirse en el curso siguiente por el recuento estadístico. De manera que la polémica no cesa, y mientras tanto los esfuerzos siguen estando manejados por lo bajo.

paro