El pufo antológico en criptomonedas de un concejal de ciudadanos

Metido en un problema estratosférico, un ex concejal en España ha incurrido en proyectos fracasados que le tienen en el ojo del huracán

Juan Francisco Escudero es el nombre del bochornoso protagonista por el que se ha hecho famoso un evento con el que miles de personas han resultado afectadas. Todo a través de la propagación de un proyecto que ha sido desmantelado hace poco por un pésimo manejo administrativo. Su paso por la política ha llevado miles y miles de sensaciones y ahora explota cuando se ha conocido que al ser promotor de una nueva criptomoneda su cotización ha llegado a caer en un 99%.

Este edil de Ciudadanos en Alicante es el fiel reflejo de un personaje cuya identidad ha pasado por todas las facetas, de hecho, su remoquete como «community manager de las estrellas» no ha sido más que una más de sus estrategias publicitarias para salir del anonimato y mantenerse presente en el medio ahora representando compañías inversionistas de alto vuelo. Una vez fuera del trabajo estatal, recurrió a cobros por Bizum, por según él ser azote de los» progres de cristal». Todo un personaje.

El escarnio público no se hizo esperar y le han pisoteado. Por eso, ha ideado una nueva identidad en Twitter donde ahora promociona otros negocios, bajo el nombre de John Squire, que no es otra cosa que la traducción de su nombre al inglés. Allí dice ser promotor de «proyectos serios de Play To Earn, Blockchain y Crypto Gaming».Cosa que está muy lejos de ser como afirma.

Juan Francisco Esudero, el eje del problema de la publicidad en criptomonedas que está siendo el foco en todo España

Los problemas a los que se ha sometido el concejal de ciudadanos por estafa con criptos es monumental

Es tal su nivel de ingenio y de atractivo de incautos que promociona su marca con una página web que ni siquiera funciona “JohnSquireNFT.com”. Al promocionar criptomonedas y tokens de juegos Play To Earn ha hecho explotar a sus seguidores. Lo ideaba como el proyecto más serio que había emprendido, y era un pasaporte a la libertad financiera. De hecho, según él como embajador en España, incitó a la actividad que acabó perdiendo su valorización en un 99% para ser cerrado.

Todo esto, y luego de meterse en un lio tremendo le ha llevado a cancelar su compra y la venta de su token Eternal como padrino del proyecto Criptomines. De agosto acá fue su auge, y gracias a la operatividad del metaverso que estaba en pleno auge. En ese momento cotizó hasta los 800 dólares para ahora tener que dar la cara por las pérdidas cuantiosas. De hecho, ya se piden respuestas y desde luego medidas de respaldo al capital como ha dicho recién un analista de videojuegos. Tema muy caliente por estos días.

Ethereum