Sueldos públicos superan ampliamente a los del sector privado

Los análisis del gobierno Sánchez han detectado un incremento en el pago salarial a personas desde el sector que controlan, que podrían acallar en detalles sumamente delicados

Tras el paso de una nueva ola de la pandemia de la COVID-19 en todo el mundo, España ha registrado cifras que van mucho más allá de la implicación económica que deja esto como saldo. Y es que las retribuciones salariales que está recibiendo el sector de trabajo, se ha incrementado respecto al pago desde el campo privado en casi medio millón más. Vistas las cifras son en concreto 496.776 personas adicionales al último conteo que están facturando algún valor proveniente de las arcas del estado.

Este fenómeno es solo comparable con las cifras arrojadas en 2019, momento en el cual el país tuvo que acceder a las delicadas actualizaciones que produjo la entrada de la crisis por motivo de la pandemia. De hecho en ese momento el incremento se elevaba a más de 530.000 personas, pero se creía que a este punto el nivel de equidad sería la base de todo manejo. Punto aparte fue el año 2020, con 1,4 millones de personas en este mismo grupo.

Todo esto selecciona a los sueldos púbicos, pensiones y prestaciones por desempleo. Que generan a su vez un desequilibrio gravísimo para el presupuesto nacional durante el periodo que recién comienza. Esas brechas en el déficit público son complejas de asumir y el mismo gobierno ha declarado que necesita empezar a manejar el sistema para evitar que la crisis se extienda con el paso del tiempo. De hecho los mismos beneficiados a la larga se afectarían, al entrar a operar los recortes.

Pedro Sánchez se muestra preocupado por la actual situación económica en España

El déficit estructural pone en riesgo otros departamentos de manejo importantes para el control de gobierno

Por su parte, Pedro Sánchez ha identificado que el déficit puede poner en pliego los sueldos públicos, que deben garantizarse para tener un mando saludable en las diferentes áreas que cubre el gobierno actual. Inclusive se habla de un deterioro a escala del crecimiento económico que en España es uno de los más avanzados de la región. Detalles para nada alentadores y que anuncian apretones muy drásticos en los siguientes meses.

El control de gasto público tendrá mucho mayor gestión desde los mandos y se reparte en igualdad a las comunidades autónomas. Creen que la recuperación en las reglas fiscales alivia un poco ese tema, aunque se sabe que no hay comunión entre el gobierno español y el alemán. Mientras acá se piensa en una re estructuración post pandemia, en el norte le han empezado a ver sentido y apoyan una mejora organizada. El tema es complejo y sigue en alza que es peor aún.

dow jones