El nuevo pacto de las pensiones tiene un cálculo muy ventajoso

De cara a los Presupuestos Generales se están declarando nuevas reformas donde los pensionistas se verán favorecidos

El Pacto de Toledo ha entrado en su recta final para llegar a un posible acuerdo en torno a las pensiones. Entre las varias medidas a tomar próximamente con el fin de sacar adelante estos presupuestos, conocíamos que el pasado martes vencía el plazo dado por la presidenta de la comisión, la socialista Magdalena Valerio, para que los grupos remitieran un informe con sus posiciones.

Entre ellas se situaba el que se blindara la jubilación de los funcionarios a los 60 años. Un aspecto de los cuales la mayor parte se ha visto reflejada en ella y han sabido mostrar su mejor cara para sacarlo adelante. Sin embargo, ahora hay otra toma igual de importante, también referida a las pensiones, y que también produce efectos de beneficado para los pensionistas.

La reforma de las pensiones sobre la base de los 25 mejores años de cotización que el trabajador haya tenido a lo largo de su vida laboral

En este sentido, la reforma de las pensiones de 2011 establecía ampliar de 15 a 25 años, de forma progresiva hasta 2022, el periodo de cotización sobre el que se calcula la pensión, donde ahora los partidos políticos han planteado que se puedan elegir los años más favorables con el fin de que la prestación final no se vea mermada.

Esto en caso de que el trabajador haya empeorado su puesto laboral durante los años de crisis económica. El objetivo no es otro que el de beneficiar a colectivos de una determinada edad o a trabajadores que han sufrido una reducción significativa de sus bases de cotización durante un largo periodo de tiempo.

Pacto de Toledo
PSOE y Podemos están en contra de cualquier cambio sobre las pensiones en el Pacto de Toledo

El Pacto de Toledo también baraja la eliminación de las restricciones y penalizaciones sobre las jubilaciones anticipadas

En su lugar, los partidos del Gobierno de coalición como son PSOE y Podemos, han forzado una declaración formal de todos los grupos políticos en contra de cualquier «cambio radical» en el actual sistema público de pensiones. Y es que sobre la mesa del Pacto de Toledo ya no está el debate de que pueda computarse toda la vida laboral del trabajador.

Sobre todo para calcular el importe de la pensión, sino, en todo caso, sería el Gobierno el que posteriormente podría profundizar sobre una reforma de más calado. Por otra parte, el Pacto de Toledo también baraja la eliminación de las restricciones y penalizaciones sobre las jubilaciones anticipadas para los pensionistas que tienen más de 40 años cotizados, para los que estudian solicitar la eliminación de los coeficientes reductores.

Bitcoin IRPF

Deja un comentario