El Corte inglés gran perdedor en un Black Friday pandémico

El auge de la venta online en el pequeño comercio pone en serias dificultades a unos de los establecimientos más potentes de nuestro país

Hablar de compras en España es hablar de El Corte Inglés. Sin embargo, los parámetros de compra han cambiado de forma radical en este 2020 para olvidar. La pandemia ha transformado la mentalidad de los usuarios y el pequeño comercio se ha visto obligado a espabilar. Por eso, empresas enormes, como El Corte Inglés, acostumbrados a recibir visitantes en masa en cualquier época del año, sufren especialmente los efectos de la nueva normalidad.

Estamos a mediados del mes de octubre. Esto significa que queda por delante lo más importante del año en cuanto a compras se refiere. El Black Friday, que se ha convertido en un fenómeno general y, por supuesto, la Navidad. Y llegan ambos momentos en un año especialmente malo por la pandemia del coronavirus.

El Corte Inglés
El Corte Inglés de Castellana, en Madrid

El comercio pequeño obligado a espabilar

La pandemia provocó grandes crisis financieras en multitud de empresas. Los pequeños comercios se vieron en una tesitura casi límite: o cambiaban radicalmente la forma de trabajar, o se veían abocados a la quiebra. No es nada sencillo de gestionar tres meses por completo sin poder abrir tus puertas.

Sin embargo, las empresas gigantes, que gozaban de muy buena salud, se lo tomaron de otra manera. Acudieron al ERTE que permitía el Gobierno de España y se limitaron a reacondicionar sus establecimientos a la espera de la reapertura. Es el caso de El Corte Inglés. Se invirtió mucho en instalar pantallas en las cajas, acondicionaron el baño… Pero no temían los efectos económicos.

Las tiendas online proliferan en España

La venta online se convirtió en la única salida para todo el pequeño comercio que no quería rendirse ante la crisis. De ahí que fueran muchas las pequeñas tiendas que se pusieron en contacto con expertos en la materia, para comenzar a vender sus productos a través de la red.

Ahora muchos de ellos se han consolidado. Esto deja un panorama crítico para El Corte Inglés de cara al decisivo Black Friday. Y es que ahora la compra online es mucho más recurrida y a los establecimientos de El Corte Inglés ya no se acude en masa por temor al virus. Por tanto, se puede decir que es uno de los perdedores del un Black Friday pandémico.

bizum europeo

Deja un comentario