El coliving se expande en España con una inversión de €75 millones

El fenómeno del coliving en España se está convirtiendo en una tendencia imparable, especialmente entre el público joven y los profesionales en busca de flexibilidad y comunidad. En un contexto marcado por el alza en los precios de la vivienda y los alquileres, y ante la dificultad para acceder a créditos hipotecarios, el coliving emerge como una solución práctica y atractiva. Este modelo, nacido en Silicon Valley, no solo responde a la necesidad de alojamiento, sino que refleja un cambio cultural hacia la búsqueda de espacios compartidos que fomentan la interacción y el desarrollo personal y profesional.

El impacto económico y social del coliving en España: un análisis detallado

En la actualidad, el coliving representa el 31% de las inversiones dentro del Flex Living, subsector que agrupa soluciones habitacionales temporales. En 2022, este mercado facturó 433 millones de euros y se espera que para 2025, el stock de Flex Living se duplique, alcanzando casi 20.000 camas.

Expansión del coliving más allá de Madrid y Barcelona

Por su parte, Madrid y Barcelona lideran este mercado, pero su expansión a otras ciudades como Valencia, Málaga y Vizcaya es notable. Empresas como Attico Living y Cotown se encuentran en plena expansión, con proyectos de duplicar su número de unidades de alojamiento en los próximos años. La alta ocupación de estas viviendas, cercana al 100%, y una demanda creciente resaltan la flexibilidad y atractivo de este modelo de vida.

España ha atraído una inversión de cerca de 75 millones de euros

Durante la primera mitad de 2023, el coliving en España ha atraído una inversión de cerca de 75 millones de euros. Este notable crecimiento se traduce en una cuadruplicación de la oferta de camas en tan solo tres años. Madrid y Barcelona lideran este movimiento, con precios que varían significativamente según la ubicación y las comodidades ofrecidas. Por ejemplo, en Madrid, el coste de una habitación privada puede oscilar entre 750 y 1.700 euros al mes, dependiendo de la zona y las facilidades incluidas.

Crecimiento en Valencia, Málaga y Vizcaya refleja cambios en el mercado inmobiliario

Sin embargo, en ciudades como Valencia, Málaga y Vizcaya, también se está observando un crecimiento en la popularidad del coliving. Aunque Madrid y Barcelona siguen siendo los centros neurálgicos de esta tendencia, la expansión a otras áreas urbanas indica una diversificación del mercado y una respuesta a las necesidades de vivienda en diferentes regiones de España.

coliving España
Ha experimentado un crecimiento significativo, convirtiéndose en una tendencia en ascenso en el mercado inmobiliario.

Rentabilidad del coliving: retornos superiores y proyecciones globales de facturación

La rentabilidad del coliving también es un factor clave. Según estudios, este modelo puede ofrecer retornos de entre un 5% y un 8%, superiores a los del arrendamiento tradicional. Además, se espera que el sector facture 550.000 millones a nivel mundial en la próxima década.

Atractivo para un amplio rango de edades y profesionales

Además, la edad promedio de los residentes de coliving ha aumentado, reflejando los cambios en el mercado laboral y las preferencias de vivienda. En este sentido, no solo es una opción para estudiantes, sino también para profesionales jóvenes y de mediana edad, que encuentran en estos espacios una solución a los elevados costos de vida y la necesidad de flexibilidad y conexión.

El Coliving como espejo de nuestra sociedad

Sin duda, el auge del coliving en España es un reflejo de los cambios socioeconómicos y culturales actuales. Este modelo ofrece una respuesta innovadora a los desafíos de la vivienda, especialmente para las generaciones más jóvenes y los profesionales en busca de flexibilidad, comunidad y oportunidades de crecimiento personal y profesional. El coliving no es solo un modelo de alojamiento; es un símbolo de una nueva forma de entender la vida y el trabajo, en la que la comunidad, la colaboración y la sostenibilidad son fundamentales. Su expansión en España es, sin duda, un fenómeno a seguir de cerca, ya que no solo transforma el mercado inmobiliario, sino también la forma en que vivimos y nos relacionamos.

conexión vivienda