El BCE advierte del pufo de los bancos con los depósitos

El Banco Central Europeo (BCE) ha sorprendido a los bancos al instarles públicamente a elevar el interés que pagan por los depósitos

El mensaje está dirigido principalmente a los sectores bancarios de los países más rezagados en ese aspecto, como España. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha animado a los clientes a reclamar subidas de tipos a sus entidades en distintos medios de comunicación.

Lagarde está realizando una serie de entrevistas en medios de comunicación masivos en distintos países de la zona euro para tratar de acercar el BCE a la población. Su principal objetivo es explicar por qué la institución está subiendo tipos para combatir la inflación, con el consiguiente e impopular encarecimiento del crédito, particularmente de las hipotecas. La otra cara del endurecimiento de la política monetaria, en este caso positiva para las familias, debería ser el alza de la remuneración del ahorro, pero no se está produciendo en todos los países de la unión monetaria por igual.

Lagarde ha mantenido que los banqueros deben «cuidar» la sostenibilidad de su negocio, pero al mismo tiempo «no deben olvidarse de remunerar los depósitos». Es algo que ya está pasando en «bastantes países» europeos, subrayó, pero no así en España. El banco central quiere que las entidades paguen más por los depósitos para que ello le ayude a lograr su objetivo de doblegar la espiral inflacionista.

Las subidas de tipos buscan enfriar la economía para combatir la inflación, al tratar de reducir la demanda de los agentes económicos por una doble vía. Por un lado, encareciendo el crédito, de manera que a las empresas y hogares les resulte más difícil y gravoso endeudarse. Y por otro, elevando la remuneración del ahorro, para incentivar dicho ahorro y evitar que el dinero se destine a gastar o invertir.

Los mensajes del BCE han causado cierta sorpresa y malestar en la banca española, donde se recuerda que el área de supervisión del propio banco central (independiente de la de política monetaria) insta a las entidades a ganar rentabilidad para asegurar su solvencia

turismo españa