El auge de la población activa mayor de 55 años en España: un nuevo panorama laboral y demográfico

El aumento de la población activa sénior

En la última década, España ha experimentado un aumento significativo en la población activa mayor de 55 años, que ha crecido en un 62% en los últimos diez años y un 147% en los últimos 20 años. Según un informe de la Fundación Adecco, en 2023 hay 4.853.400 personas activas mayores de 55 años, lo que representa el 20% del total de la fuerza laboral, siete puntos más que hace una década.

Envejecimiento récord y economía

Este incremento en la población activa mayor de 55 años se ha convertido en un «asunto estratégico» para la economía española, ya que el país está atravesando un proceso de envejecimiento récord. En la actualidad, se registran 133 personas mayores de 64 años por cada 100 menores de 16 años, una proporción que está creciendo a un ritmo acelerado. La esperanza de vida en España ha alcanzado máximos históricos y la caída de la natalidad ha llevado al país a ser el segundo de la UE con el menor número de nacimientos.

Diferencias regionales

El informe de la Fundación Adecco muestra diferencias notables entre las comunidades autónomas. Las regiones con una mayor proporción de personas mayores de 55 años entre la población activa son Castilla y León (24,9%), Asturias (23,7%) y País Vasco (23,1%). En contraste, Baleares (18,8%), Murcia (18,9%) y Andalucía (19,1%) tienen los menores porcentajes.

Impacto de los baby-boomers

La generación de los baby-boomers, la más numerosa de la historia, ha superado la franja de los 55 años y está engrosando la proporción de personas sénior en España. Esta situación, unida a un invierno demográfico en el que el número de nacimientos no es suficiente para reemplazar a las personas que fallecen, está provocando una disminución de la población y una menor fuerza laboral disponible.

Preocupación por la falta de relevo generacional

La Fundación Adecco muestra su preocupación por la falta de relevo generacional en una población activa en la que escasean los jóvenes. Además, ha habido un aumento en la población inactiva sénior, que ha crecido en la última década, especialmente después de la pandemia, cuando muchos trabajadores sénior se han visto forzados a jubilarse.

Potenciar el talento sénior

Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, defiende la importancia de potenciar el talento sénior como motor de competitividad. Según Mesonero, es esencial deshacerse de los prejuicios negativos que relegan a los mayores de 55 años del mercado laboral. Su contribución y aporte son clave para la competitividad de las empresas y para la sostenibilidad del país.

En conclusión

España está experimentando un aumento significativo en la población activa mayor de 55 años, lo que representa un desafío para la economía y el mercado laboral del país. La generación de los baby-boomers ha influido en este crecimiento, y la situación se ha visto agravada por un invierno demográfico y la falta de relevo generacional. Es esencial potenciar el talento sénior y valorar su contribución para mantener la competitividad de las empresas y la sostenibilidad del país. La Fundación Adecco resalta la importancia de integrar a las personas mayores en el mercado laboral en un contexto de envejecimiento récord y disminución de la población activa joven.

jóvenes salarios